¿Por qué la Bombonera es considerada mufa para la Selección?

13 de septiembre de 2017

La cancha de Boca vivió una jornada negra para el fútbol argentino en 1969, y ahora se repite el mismo rival y mismo escenario.


Contra Perú la historia tiene sus contrastes: en 1969 eliminó a Argentina; en el´85 en River, la salvó una jugada providencial de Daniel Passarella, bajo la lluvia, que definió Ricardo Gareca, y en 2009 otra acción providencial de Martín Palermo, también en medio de un diluvio.

1986 - Argentina 2 - Perú 2

La única con final infeliz fue la de la cancha de Boca. Rodolfo D'Onofrio fue testigo presencial de aquel empate 2 a 2 del 31 de agosto de 1969 en el que Oswaldo “Cachito” Ramírez, el delantero peruano, fue el héroe de la jornada con sus dos tantos.

2009 - Argentina 2 - Perú 1

"No me cambia la vida si quieren cambiar de estadio, pero el de River es el más grande, con más capacidad para la recaudación. No cobramos el 10 por ciento que nos corresponde para que la AFA siga recaudando y tenga más fondos. Me parece raro que quieran ir a otro lado, donde recaudarían menos", lanzó días atrás D'Onofrio.

"Y en cuanto a lo deportivo, yo estaba en el estadio de Boca en 1969 cuando nos dejaron afuera, así que no elegiría esa cancha contra Perú por cábala. Quizás en otro partido sí, pero justo con los peruanos, no. No vaya a ser que pase lo mismo", ironizó.

1969 - Argentina 2 - Perú 2

No es la primera vez que la chance de cambiar de escenario está en carpeta. De hecho, en las últimas Eliminatorias, la Selección hizo de local en Rosario, Mendoza, Córdoba y San Juan. Aunque claro, el Monumental albergó la mayor cantidad de partidos.

Temas