¿Qué se sabe hasta ahora del submarino ARA San Juan?

18 de noviembre de 2017

La embarcación, con una tripulación de 44 personas, perdió contacto desde el miércoles. Su última ubicación se registró en el Golfo San Jorge y el Gobierno elevó el nivel del operativo.

El submarino de la Armada Argentina ARA San Juan fue visto por última vez el miércoles 15 de noviembre. La Armada Argentina lo registró entonces en el Golfo San Jorge, en Chubut, a 432 kilómetros mar adentro. Se cree que podría haber tenido un problema en el suministro de energía.

El navío, con 44 tripulantes a bordo, se dirigía desde la Base Naval de Ushuaia a la ciudad de Mar del Plata. Pero al no tener novedades sobre su localización, el Comando Naval de Tránsito Marino activó un operativo de búsqueda.

Embed

La Armada argentina puso en marcha el viernes, la operación SAR (por sus siglas en inglés, "search and rescue", o "búsqueda y rescate"), para ampliar por otros medios el área de rastrillaje, dificultada por vientos de hasta 90 kilómetros por hora.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, explicó que al declararse el estado SAR se amplía la búsqueda y los alertas a otras unidades. El Servicio de Hidrografía Naval, por ejemplo, está obligado a emitir avisos por radio a todas las embarcaciones para que alerten ante cualquier eventual avistamiento.

Hasta el momento, cuatro aviones desplegados -entre ellos, un P3 de la NASA y un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea-, dos corbetas, un barco destructor, varios helicópteros, más de 500 marinos en los medios navales y aeronavales de búsqueda y otros tantos apostados en las distintas bases, hacen parte del operativo.

En tanto, la Cancillería informó que los gobiernos de Chile, Estados Unidos y el Reino Unido ofrecieron "apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda humanitaria". También se pusieron a disposición las autoridades de Brasil, Perú, Uruguay y Sudáfrica.

Submarino.jpg

El ARA San Juan es una embarcación tipo TR-1700, fabricado en Alemania, que se utiliza en las fuerzas argentinas desde 1985. Después de estar varios años en reparación, para prolongar su uso, volvió al servicio en 2014. Y desde entonces, sus tareas se basaron en el patrullaje marítimo para defender el patrimonio nacional, en especial contra la pesca ilegal.

La embarcación había partido el lunes por la mañana de Ushuaia, donde participó de un ejercicio de adiestramiento integrado con otros buques y aeronaves de la Armada. Tenía previsto llegar a Mar del Plata, en condiciones normales entre el lunes y el martes de la semana próxima.

Submarino San Juan.mp4

El rastrillaje

El vocero Balbi informó este viernes que se había podido rastrillar por vía aérea el 15% de la zona en la que se presume que podría estar el submarino, con resultados negativos. Por la noche no precisó una cifra estimativa, pero dijo que está aún lejos de llegar al 100%. "La efectividad del rastrillaje aéreo siempre depende de las condiciones meteorológicas y del oleaje", explicó.

En el operativo rescate participa una aeronave Tracker de la Base Aeronaval Comandante Espora y una de la Escuadrilla de Vigilancia Marítima B-200, desde la Base Aeronaval de Punta Indio, que efectuaron vuelos en la tarde del jueves y durante la madrugada.

También se ordenó el despliegue del destructor Sarandí con un helicóptero embarcado, y la corbeta Rosales, ambas pertenecientes al Comando de la Flota de Mar, que se encontraban navegando en el control de los espacios marítimos de interés en el mar argentino, informó oficialmente la Armada. Además se destinó a las operaciones la corbeta Drummond, de la División Patrullado Marítimo.

Ante una posible crisis del sistema eléctrico, Balbi dijo que las naves están capacitadas para salir a la superficie, a través de un mecanismo de aire comprimido que permite expulsar el lastre. "Si conserva la propulsión, puede navegar incomunicado siguiendo la ruta prevista. Y si no cuenta con esa fuerza propulsora puede ir "a la gareta", impulsado por los vientos y las corrientes marinas", indicó el vocero de la Armada.






Temas