-

-

-

Fue traída engañada desde China y convertida en esclava sexual

02 de mayo de 2018

Dos ciudadanos chinos fueron procesados, embargados y detenidos por integrar una supuesta red de trata de personas. La víctima fue traída a la Argentina con la promesa de trabajar en un supermercado a cambio de dos mil dólares mensuales.

Dos ciudadanos chinos quedaron detenidos este miércoles luego de ser procesados acusados de integrar una supuesta red de trata de personas. En la causa se investiga la explotación de una joven de esa nacionalidad que trajeron a la Argentina engañada haciéndole creer que iba a trabajar en un supermercado por un salario de 2 mil dólares mensuales.

El expediente relata los padecimientos de una joven que no habla castellano, que fue trasladada desde Fuijián, China, pasando por Bolivia, luego la provincia de Jujuy, para terminar en la ciudad de Buenos Aires, donde finalmente logró escapar de quienes la tenían encerrada, sometida y sin dinero. En la causa se investiga si el caso de la muchacha es parte de una supuesta red de trata.

Los dos ciudadanos chinos son investigados por supuestamente integrar una red de trata de personas.

Los procesados presos son Xiadong Lin y Wu Lin, acusados por trata y tráfico de personas por haber organizado la captación de una joven china (se darán sus iniciales, XYL), su traslado y acogida desde Fuijian, China, hasta Buenos Aires, con fines de explotación económica mediante engaño y abuso de vulnerabilidad. Los dos detenidos fueron además embargados por el juez Sergio Torres en 500 mil pesos cada uno.

La pesadilla comenzó a principios de marzo cuando tras la gestión que hizo uno de los acusados para la tramitación de la visa y pasaje, la joven llegó primero a Bolivia, donde fue recibida por Xiadong Lin, que le dijo que si en Argentina no podía trabajar "no importaba porque necesitaba una novia". Ella se negó al decirle que era "viejo y casado", entonces la forzó a tener relaciones sexuales. La dejó encerrada en la habitación, sin el pasaporte, el teléfono y el dinero que tenía.

El 20 de marzo la trasladó hacia la Argentina, donde la hizo ingresar en Jujuy bajo otra identidad. El 25 de marzo llegó a Buenos Aires. Al día siguiente Xiadong la llevó a un lugar conocido como Karaoke. Allí concurrían hombres a tomar y mujeres en situación de prostitución donde la obligó a ingerir una pastilla que entendió que era éxtasis.

Al llegar uno de ellos le dijo a la chica que no importaba su no podía trabajar porque necesitaba una novia y la violó

Al día siguiente la llevó a un comercio donde se suponía que iba a trabajar, lugar en el que vivía Wu Lin y otras dos personas

Intentó fugarse pero los dos imputados le impidieron el escape hasta que lo logra y su corrida fue advertida por la policía de la seccional 44 que se encontraba en la av. Lope de Vega 1582 quienes concretaron la detención de Wu Lin y Xiadong Lin.

La policía hizo dos allanamientos, uno en la calle Famatina al 3000 y otro en la calle Ruiz de Llanos, donde supuestamente funcionaba el supermercado. En los procedimientos se encontraron tres chalecos de blindaje a prueba de balas con numeración suprimida.

En China le habían prometido trabajar en un supermercado a cambio de dos mil dólares mensuales

Al ser indagados, ambos acusados se declararon inocentes. Xiadong dijo que tenía una relación con la chica en China, y que ella quedó embarazada y abortó.

El juez al dictar los procesamientos, tomó en consideración la situación de vulnerabilidad de la joven, su desconocimiento del idioma, su delicada posición económica y su fragilidad.

La joven se negó en principio a hacer una Cámara Gesell , consecuencia de la vulneración de los derechos humanos de la que fue sujeto y de las amenazas que sufrió contra su vida y de su familia.

El juez Torres decidió imponer la prisión preventiva por la especial trascendencia de lo ocurrido, y porque se intenta establecer si los hechos investigados forman parte de un accionar habitual por parte de una estructura montada a los fines de trata de personas.

Temas