-

Fortnite: ¿Qué es y por qué tiene tanto éxito el juego del momento?

26 de mayo de 2018

Explicar de qué va el Fortnite es de lo más simple. Un centenar de jugadores caen en una isla que está llena de armas, escudos y diferentes objetos que ayudarán a los gamers en su cometido: matar, junto con su team –de cuatro personas como máximo–, a los otros jugadores. El que queda vivo gana. Es una especie de Counter-Strike donde hay que matar a todo lo que se te cruce e ir juntando los items que estén tirados en el suelo o escondidos en cofres.

Lo que no es tan simple es explicar su terrible éxito. Hoy un 30% de todos los jugadores del mundo están disfrutando a este género, llamado battle royale, y nada menos que un 16.3% de los jugadores se los lleva el Fortnite. Eso lo deja con alrededor de 45 millones de usuarios. La mayor parte del resto del porcentaje se lo lleva el Playerunknown's Battlegrounds, más conocido como PUGB, que fue el primero de este estilo que logró hacer famoso el género.

La pregunta que muchos se hacen es por qué tiene tanto éxito el Fortnite si ya existía anteriormente otro, el PUBG, que era prácticamente igual.

Uno de los principales motivos del Fortnite es que es completamente gratuito mientras que el PUBG cuesta US$30. ¿Cómo hace plata si es gratuito? Como muchos de los juegos exitosos en la actualidad: la venta de objetos in-game.

Battle.mpeg

Si querés un traje distinto dentro del Fortnite o si querés una mochila diferente a la que tienen todos, vas a tener que pagar. Lo bueno es que si bien esto va a diferenciar del resto de los players, no te dará beneficios extra. No importa cuánto dinero pongas, esto no va a mejorar, de ninguna manera, la posibilidad de matar a otro.

Si que regalen un videojuego te hace ruido, no te preocupes, está comprobado que este modelo, llamado Free-to-Play, funciona. De hecho la compañía de análisis SuperData estimó que el Fortnite, solo en marzo, hizo US$223 millones convirtiéndose en el Free-to-Play más exitoso de todos los tiempos.

El crecimiento fue tan de la noche a la mañana que ninguna de las grandes compañías de videojuegos, ni Activision, ni Electronic Arts, ni Take-Two lanzaron ninguno del estilo por ahora. Y ese por ahora es importante porque con la cantidad de plata que están generando, no quedan dudas que querrán también subirse al tren de los battle royale.

Lo que podría llegar a pasar es que estos gigantes adapten sus actuales juegos de tiros en tercera persona, como es el caso del Grand Theft Auto para Take-Two, Call of Duty para Activision o Battlefield para Electronic Arts, agregándoles un modo de juego de battle royale. No sería para nada raro verlo en las próximas versiones o a través de un parche.

Pero que sea gratis no es el único motivo del éxito. Otra de las grandes ventajas es que los desarrolladores de Epic Games, la empresa creadora de Fortnite, planteó a su software como una plataforma. Hoy se puede bajar y jugar en Windows, macOS, PlayStation 4, Xbox One, Android e iOS y cualquier avance que realices en cualquiera de las plataformas vas a poder verlo reflejado en el resto. Clave para aquellos que quieren no solo jugar desde su computadora o consola, sino también desde el smartphone.

Embed

Otra de las diferencias más notables es su aspecto gráfico. El PUBG es mucho más real y tiene un aspecto de guerra, mientras que los personajes del Fortnite lucen como dibujos de Disney que bailan y pueden estar, por ejemplo, disfrazados de dinosaurio a la hora de luchar a muerte contra otros.

Estos motivos llevó al Fortnite a no solo ganarle al PUBG en cantidad de usuarios, sino también a convertirse en el videojuego más jugado del mundo y que no para de generar ganancias multimillonarias para Epic Games. No por nada desde la compañía anunciaron que crearían un pozo de US$100 millones que serán utilizados como premios en diferentes torneos. La idea es que no solo el videojuego sea tomado como un entretenimiento, sino también que entre al mundo de los deportes electrónicos que hoy está liderado por juegos como League of Legends o Dota 2.

Lo que está claro es que hacía falta innovación en el mundo de los shooters en tercera persona y, sin lugar a dudas, tanto el PUBG como el Fortnite lograron llevarlo a cabo haciendo que millones de personas no solo se interesaran sino que también gastaran plata en un estilo de videojuego que ya había agotado la mayoría de las ideas.

Temas