La lucha de Francisco: vino de Venezuela sin su familia y necesita fotografiar 12 bodas para traerlos

Por: Beatriz Ibargüen
01 de junio de 2018

Francisco Veliz llegó a Buenos Aires hace dos meses en busca de un futuro mejor. Pero en Valencia, su ciudad, dejó a sus dos hijos y a su esposa. Quiere trabajar para poder traerlos y le contó a minutouno.com su conmovedora historia.

Aquel viernes 16 de marzo, Francisco Veliz arribó a la terminal de Retiro. Con "una mano adelante y otra atrás", como suele decirse. Cansado, mochila al hombro y poco dinero, llegó a la ciudad que sólo una vez había visitado. Aunque esta vez no vino de vacaciones: llegó para quedarse.

Como muchos otros venezolanos, decidió emigrar para logran encontrar la estabilidad que ya no cree posible en su país.

Francisco Veliz

Francisco tiene 37 años y es fotógrafo profesional. En su país había logrado tener éxito en su carrera, pero por las circunstancias que atraviesa Venezuela, su vida cambió y decidió hacer su valija y venir a la Capital argentina.

En Valencia, su ciudad, dejó lo más preciado: su familia. “Son 3, mi hijo Maximiliano, que tiene 6 años, mi hija Malena, que tiene dos años y medio y Lorena, mi esposa”, comentó en diálogo con minutouno.com.

Quiere poner el ejemplo a sus hijos de salir adelante con trabajo, no con donaciones.

En Venezuela todo sigue subiendo progresivamente y el dinero no alcanza. La esposa de Francisco es decoradora, pero tuvo que dejar su trabajo cuando estaba embarazada de su hija por miedo a que le pasara algo durante las marchas. “Donde ella trabajaba era un foco de protestas y era muy difícil acceder”, explicó. Por eso, el dinero que Francisco pueda mandar desde Buenos Aires es ahora la única entrada que tiene la familia.

Cuando Francisco llegó, no tenía un plan, aunque tenía muy en claro que los primeros días en el país iban a ser complicados. “Vine con muy poca plata, estaba durmiendo en el living de unos amigos (…) Lo primero que hice fue caminar Buenos Aires de pies a cabeza, entregando curriculums”, precisó.

UNA IRRUPCIÓN "MÁGICA" COMO CANAL DE DIFUSIÓN

Una de las alternativas que se le ocurrió fue escribirle Lucas Merayo, un actor y creativo audiovisual que llevaba siguiendo desde hace tiempo en redes sociales, quien muy amablemente se ofreció a ayudarlo.

“Le dije que estaba por acá, que si sabía de algo me dijera, que si necesitaba algo de fotografía yo estaría a la orden. Que me había venido sin mi familia y que más o menos iba estar sin ellos un año”, contó.

Fue en ese el momento cuando a Lucas, más conocido en las redes como Merakio, se le ocurrió hacer un video para contar su historia. Un video que rápidamente se viralizó.

LAS 12 BODAS


A mí me conmovió mucho lo de no ver a su familia un año, yo soy papá hace un año y dos meses. Cuando me contó que estaba acá primero pensamos en llevarlo a hacer fotos”, comentó Merakio, quien acompañó a Francisco al encuentro con minutouno.com.

Pero su idea de ayudarlo terminó en algo más llamativo: un video al que llamó “12 bodas para salir de Venezuela”.

Embed

“Quería ver la llegada que podía tener yo con los videos para de alguna manera pudiera ayudar a una familia. Nos pusimos a ver cuánto dinero necesitaba para traerlos y nos dimos cuenta que eran 12 bodas las que necesitaba filmar para juntar el dinero”, agregó el actor.

"Quiero sacarlos lo más pronto posible de allá".

Lo cierto es que el video se viralizó y generó una repercusión que ni ellos imaginaban. “Todo el mundo de la noche a la mañana comenzó a escribirme, gente proponiendo de que sacara una cuenta para ayudar a traer a mi familia”, aseguró Francisco.

Aunque, lejos de "pedir prestado", Francisco quiere ganarse cada centavo para cumplir su objetivo.La idea es hacer mi trabajo para traer a mi familia. Esa es la recompensa real”, comentó el fotógrafo. “Quiere poner el ejemplo a sus hijos de salir adelante con trabajo, no con donaciones”, agregó Merakio.

Gracias a ese video, Francisco filmo una primera boda y el dinero se lo mandó a su familia. “Me quedé con poca plata para mí, lo importante es ellos que están allá, alquilé algo para mí y estoy luchándola”, dijo ilusionado. Pero todavía falta.

Por eso, mientras salen más casamientos, está dictando talleres de fotografía que promueve a través de su cuenta de Instagram (@franciscoveliz1) y busca posicionar su trabajo acá.

UN GOLPE MÁS

En las últimas horas, una pésima noticia sacudió a Francisco. Este jueves en la madrugada entraron a robar a su casa de Venezuela, donde vive su mujer y sus dos pequeños hijos.

Francisco hablando del Robo a su familia

Una persona ingresó por una de las ventanas de la vivienda e intentó llevarse algunas cosas. aunque su familia se encuentra bien, esto lo preocupó aún más y quiere traerlos rápido. "No sabe cómo me siento, quiero sacarlos lo más pronto posible de allá", explicó.

Francisco hablando del Robo a su familia 1

Un viaje pintado de odisea, una historia que no deja de conmover y una iniciativa ejemplar. Simples canales para que un emprendedor, que decidió empezar de cero por el bien de su familia, pueda cumplir su cometido.

Bien lejos de su patria natal, Francisco Veliz se encamina en una nueva aventura que intentará sacar adelante con una fórmula que suele ser infalible: sacrificio, trabajo y amor.








Temas