¿Un terreno baldío? La lujosa mansión por la que Dujovne paga menos impuestos

10 de junio de 2018

El ministro de Hacienda declaró que vive en un descampado y esto le permitió reducir la carga impositiva y la propiedad pasó a ser valuada a un tercio de su valor real.

En su última presentación patrimonial ante la Oficina Anticorrupción, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, declaró una fortuna de 96,9 millones de pesos. Entre los vienes declarados se encuentra una lujosa mansión ubicada en el Bajo Belgrano.

Sin embargo, para el ente recaudador de la Ciudad de Buenos Aires, el funcionario vive en un baldío. Y eso le permite pagar mucho menos de lo que debería al fisco porteño.

Mansión Nicolás Dujovne.jpg

Según un informe de Tiempo Argentino, el dato consta en la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) y señala que el ministro paga 2458,11 pesos por mes de ABL e impuesto inmobiliario por un "descampado de 332 m2 de obra construida".

La diferencia entre el registro y la realidad implica varios miles de pesos para Dujovne: en la Ciudad de Buenos Aires, la tasa y el tributo se calculan en función de la ubicación, la valuación y la cantidad de metros cuadrados cubiertos de la propiedad.

En la caso del funcionario, la casa fantasma tiene 280 m2 elevados en madera y hormigón. La construcción ocupa los 8,76 metros de frente del terreno, y se extiende hasta promediar los 38 metros que posee de fondo. El resto es un parque de gramilla que culmina en una piscina rectangular.
La ausencia de esa obra en los registros impacta sobre la valuación fiscal, que apenas alcanza los $589.947,40. A la cotización del viernes pasado, unos 22 mil dólares. Menos de lo que cuesta un monoambiente desfavorable de la Ciudad.

vecinos Nicolás Dujovne

Si se compara lo que paga el ministro con las casas vecinas, la diferencia es mucha. Algunas viviendas aledañas están valuadas al triple y pagan tributos por más del doble de lo que abona el titular de Hacienda. Por ejemplo: un inmueble ubicado en la misma manzana, y de dimensiones similares a la propiedad de Dujovne, está valuado en 1,7 millones de pesos y desembolsa unos 5700 pesos mensuales en concepto de impuestos y ABL.

La diferencia radica en que el vecino tiene su "inmueble declarado". En cambio, la casa del funcionario se mantuvo en anonimato fiscal, lo que le permitió reducir la carga impositiva.

¿Un oportuno olvido inmobiliario ?



En su declaración, Dujovne dice que adquirió el terreno el 1° de junio de 2005. Sin embargo, los vecinos dicen que lo ven pasearse por el barrio desde hace más de una década. Pero en los papeles la mansión se terminó de construir hace a penas cinco meses.

En enero pasado, 14 años después de iniciada la construcción, Silvia Susana Hirsch, madre del ministro, presentó final de la obra ante la AGIP. En su declaración, la arquitecta afirmó que las tareas se iniciaron en mayo de 2004 y concluyeron el 30 de enero de 2018.

Además, reconoce que el edificio cuenta con 282 metros cuadrados cubiertos. Pero la declaración no impacta en la boleta de ABL que abona Dujovne y la propiedad aun cotiza como baldío.

Temas