-

Alberto Fernández le pidió a Macri que, si pierde, "no se enoje otra vez y no maltrate a los argentinos"

21 de octubre de 2019

El candidato presidencial dijo que en caso de ganar las elecciones, le gustaría tener una transición "tranquila" y que el actual mandatario "no se enoje" y "libere al dólar" como en las PASO.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo este lunes en Bahía Blanca que si los resultados de las elecciones del domingo llegaran a ser adversos para Mauricio Macri, esperará que el Presidente "no se enoje cómo hizo la última vez y no maltrate a los argentinos".

Fernández también auguró que Macri, que va por su reelección, "no libere al dólar para que escale como permitió la última vez, según cuenta alguna causa judicial que hay en Buenos Aires".

Fernández hizo declaraciones esta tarde junto al candidato a diputado nacional Sergio Massa y el intendente Federico Susbielles en el marco de una rueda de prensa en un hotel céntrico bahiense.

Ante una consulta sobre si temía sobre la transición, en caso de ser electo presidente, a partir del 28 de octubre, Fernández sostuvo que "tomemos todo con tranquilidad porque lo único que va a pasar en un cambio de gobierno" en la Argentina.

"Puede ser que tenga muchas implicancias hacia el futuro, no tengo dudas, pero institucionalmente no debiera ser más que eso", dijo al indicar que "de mi parte toda la voluntad y toda la vocación de que esto transcurra en tranquilidad y con la alegría de los argentinos".

"Finalmente los argentinos pueden ver otro horizonte de proyección hacia sus expectativas, eso es formidable que ocurra y hagamos las cosas de tal modo para que todos estemos tranquilos y que la Argentina no tenga más cimbronazos como los que desde hace más de un año el gobierno nos hace sentir", agregó.

Fernández agregó que "los tiempos son difíciles porque hasta el día de hoy no sé qué país va a dejar Macri, no sé cuántas reservas van a quedar".

"No tengo idea si van a poder contener una inflación que parece ser se les fue totalmente de las manos. No tengo idea qué van a dejar en el Estado, porque últimamente nombraron a sus funcionarios de apuro para llenarnos la planta de empleados administrativos que ellos quieren que estén designados", comentó.

También sostuvo que "no sé que va a dejar Macri, pero sería buenísimo que él colabore tratando de no trastocar más las cosas y de no hacer todo más difícil".

Respecto del debate presidencial de anoche, el ex jefe de Gabinete buscó relativizarlo, al afirmar que más de allá de la presentación de propuestas "las posibilidades de cruce, o de intercambio de posiciones es muy acotada".

Añadió que "si el debate a la gente le aclaró y le sirvió de algo, bienvenido sea", al comentar además que "fue un cruce público en el que todos escucharon".

Al ser consultado sobre las expectativas que despertaba el yacimiento Vaca Muerta, manifestó que se trata de un "polo de riqueza para toda la Argentina, que si sabemos aprovechar puede ayudar al desarrollo del país en los próximos años".

"Ustedes me habrán escuchado hablar muchas veces de mi decisión de que la Argentina vuelva a hacer un país federal, lo que exige es que cada lugar del país pueda desarrollarse de modo tal que sus habitantes encuentren allí un lugar donde nacer, crecer, educarse, trabajar y ser felices en el lugar donde uno nace", agregó.

"Esa es la decisión, para mí es una decisión tomada", afirmó al indicar que "cuando uno mira la producción donde está instalada Vaca Muerta, el potencial que tiene y mira cuál es el puerto que razonablemente debe ser usado indudablemente es el de Bahía Blanca y todo este complejo portuario", manifestó.

En ese contexto, afirmó que "no es posible que Buenos Aires siga con la angurria de seguir llevándose cualquier negocio que aparezca en la Argentina".

En el marco de su visita a Bahía Blanca, Fernández mantuvo un encuentro con dirigentes gremiales y referentes de la Sexta Sección Electoral y participó de un acto partidario en la cancha de básquetbol del club Olimpo.

Temas