Cambio de época: del #LulaLivre al Grupo de Puebla, el camino de una región que busca recuperar su cariz progresista

Por: Catriel Etcheverri
08 de noviembre de 2019

#Lula Livre fue la bandera del progresismo latinoamericano que encuentra ahora, tras la liberación del líder brasileño, en el Grupo de Puebla el faro a seguir para dejar en el ostracismo las políticas neoliberales de los últimos años.

El freno en las calles de Ecuador a las medidas de ajuste dispuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el jaque popular a un esquema que consagró y profundizó la desigualdad durante los últimos 30 años en Chile, el triunfo de Alberto Fernández y el rechazo a las políticas neoliberales del macrismo en las urnas de la Argentina, la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder en México, la reelección de Evo Morales en Bolivia y el vertiginoso crecimiento del Grupo de Puebla anticipan un cambio de época hasta no hace demasiado tiempo insospechado en la región.

La liberación de Luiz Inácio Lula de Silva este viernes luego de 580 días, celebrada por dirigentes políticos de todas partes del mundo como François Hollande, Bernie Sanders y Rafael Correa entre otros, se convirtió en uno de los hechos políticos más relevantes para América Latina en el último año y en el impulso decisivo que promete acelerar este cambio de época en el gigante latinoamericano.

La imagen de Lula libre se convirtió en el más acabado símbolo de los nuevos vientos que soplan en la región

La imagen de Lula, finalmente libre, luego de más de un año y medio de prisión merced de un proceso judicial plagado de irregularidades, se convirtió en el más acabado símbolo más de los nuevos vientos que soplan en esta parte del continente.

El presidente que dejó el poder hace ya casi 10 años con una popularidad del 87% y que era el gran candidato a ganar las presidenciales hasta que fue condenado por el hoy ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, Sergio Moro, se convirtió en el emblema de esa América Latina más progresista que quiere resurgir tras la breve restauración neoliberal.

Y su liberación conformó el marco ideal para la inauguración en Buenos Aires de la reunión del Grupo de Puebla que, enancado en el cambio de época, parece destinado a sepultar definitivamente el más que devaluado Grupo de Lima impulsado por Washington y los gobiernos neoliberales que marcaron el ritmo de la región en los últimos años.

El Grupo de Puebla se reúne en Buenos Aires bajo el lema: "El cambio es el progresismo"

Con Alberto Fernández como anfitrión y el lema "El cambio es el progresismo", el Grupo de Pueblo sesionará hasta el próximo domingo con el objetivo de dotar a la región de una agenda común que condene definitivamemte al ostracismo a las políticas neoliberales en la región, así como también aprender de los errores del pasado.

Dilma Rousseff (Brasil), José "Pepe" Mujica (Uruguay), Fernando Lugo (Paraguay), Ernesto Samper (Colombia), Álvaro García Linera (vicepresidente de Bolivia), José Luis Rodríguez Zapatero (España) y Daniel Martínez (candidato del Frente Amplio que competirá en el balotaje en Uruguay) son algunas de las figuras internacionales que confirmaron su presencia en los encuentros del Grupo de Puebla. También estarán Fernando Haddad, ex candidato a la presidencia de Brasil, Clara López Obregón, ex candidata a presidir Colombia y Marco Enríquez-Ominami, es candidato presidencial en Chile.

El crecimiento del Grupo de Puebla va a la par del cambio de era. En su primera reunión, en junio pasado apenas un puñado dirigentes y un casi nulo interés mediático marcaron su nacimiento. Hoy el mundo está atento a esta reunión de la que participan 32 líderes progresistas de 12 países.

Un cambio de época que tuvo en #LulaLivre una de sus principales banderas y que ahora, con Lula Libre, tendrá un líder para impulsar a nivel regional la agenda del Grupo de Puebla.