12 de febrero de 2021

La Cámara de Casación declaró la competencia de la Justicia Federal porteña en la investigación por las escuchas hechas desde la AFI durante el gobierno anterior.

La Cámara Federal de Casación declaró este viernes la "competencia" de la justicia federal de la ciudad de Buenos Aires para continuar con la investigación por espionaje ilegal desde la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el gobierno de Cambiemos, adelantó C5N.

La decisión se tomó con los votos de Mariano Borinsky y Javier Carbajo con la disidencia de la camarista Angela Ledesma, quien se pronunció en minoría a favor de que las causas continúen su trámite en el fuero federal de Lomas de Zamora. En el fallo se remarcó que la resolución del conflicto de competencia entre los tribunales de Lomas de Zamora y la ciudad de Buenos Aires "no implica invalidar lo ya actuado ni retrotraer la causa a etapas ya superadas". Ante esto el nuevo juez del caso deberá resolver situaciones procesales del extitular de la Agencia Federal de Inteligencia Gustavo Arribas y su entonces segunda, Silvia Majdalani, entre otros, ya indagados por el juez Juan Pablo Augé.

En esa línea, Casación convalidó allanamientos hechos por el juez de Lomas al domicilio del ex secretario presidencial Darío Nieto, que habían sido cuestionados por su defensa.

De este modo, la causa en la que se pone el foco sobre Arribas, Majdalani y de Nieto, dejará de investigarse en la Justicia de Lomas de Zamora para pasar a Comodoro Py.

El fallo del máximo tribunal penal federal del país se tomó en dos causas que hasta ahora tramitaban en el juzgado federal de Lomas de Zamora a cargo de Juan Pablo Augé, según el fallo al que tuvo acceso Télam. Es por el espionaje ilegal al Instituto Patria y a la expresidenta Cristina Kirchner y otra por el mismo delito contra políticos, dirigentes opositores y detenidos en cárceles por causas de corrupción, según el fallo al que tuvo acceso la agencia de noticias.

A la hora de justificar su decisión, Borinsky y Carbajo sostuvieron que "el núcleo del espionaje ilegal investigado" habría sido la ciudad de Buenos Aires.

"De la descripción de la plataforma fáctica del caso se desprende que su núcleo se habría cometido en la ciudad de Buenos Aires, sede de la AFI y de los domicilios supuestamente espiados", con algunas ramificaciones en el conurbano bonaerense.

Al ser citados a indagatoria, tanto Arribas como la también acusada exsubidrectora de la AFI se negaron a responder preguntas por considerar que Augé no era el juez natural del caso, que según ellos debía investigarse en la justicia porteña.

Temas