GestaPRO: ex funcionario de Vidal se despegó del resto y expresó "fastidio"

Política

Roberto Gigante pidió ser sobreseído tras contar detalles de la reunión en la entidad. Su fastidio por el tenor de la misma. Una sala del banco que parecía un "quincho". El papelito que le entregó Villegas.

“Se inicia la reunión, me recuerdo fastidiado, un lugar informal dentro de un edificio de semejante solemnidad, con mucha gente que no conocía, un clima distante y como corolario (lo recordé con el video). Me piden que me presente, lo que realmente me incomodó y llamó especialmente mi atención, no entendía como alguien (me refiero a las empresarios) van a ver a un ministro en una reunión 'oficial' y resulte necesaria mi presentación”.

“En un punto, como se ve en el video, tras largo rato pensando en otras cosas, mirando mis manos o revisando mi celular, incluso le rechacé un papel al propio ministro Villegas (el ministro de Trabajo de María Eugenia Vidal), creo por la sorpresa y porque no entendía bien qué me estaba entregando, así frente al fastidio de la situación decidí irme, seguramente con alguna excusa de otros compromisos”.

Esos párrafos son parte del escrito de descargo que realizó Roberto Gigante, el ex ministro de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, imputado en la causa conocida como "Gestapo antisindical" y en la que se investiga una reunión en el Banco Provincia en la que se habría hablado de un plan para poner preso al sindicalista de la UOCRA platense Juan Pablo “Pata” Medina.

Gigante se negó a declarar ante el juez de La Plata Ernesto Kreplak, pero efectuó una presentación.

En el escrito, Gigante pidió su sobreseimiento al “negar haber formado parte de una asociación delictiva ni conocido de su existencia, como así tampoco haber participado en ella”.

Sobre la reunión: “No supe hasta bien comenzada la misma el temario concreto de la reunión a la que fui convocado, no conocía a la mayoría de los presentes, no sabía el objetivo preciso de la convocatoria; desconocía haber sido filmado, por ende nunca consentí tal grabación; no supe ni participe en el supuesto armado de operación judicial ni de inteligencia ni de otra naturaleza contra Medina, sus familiares y empresas satélites y personas allegadas”.

“Ni sabía que existía plan o tarea en marcha en esa dirección. Jamás fui anoticiado por persona y/o funcionario alguno de tal supuesta decisión ni sabía de la participación en la reunión de agentes de la AFI”, expuso Gigante, siempre por escrito.

Gigante destacó que jamás estuvo en la AFI, y aseguró que jamás tuvo injerencia funcional ni personal en ninguno de los procesos penales seguidos contra Medina.

Manifestó su deseo de impugnar como medio de prueba la grabación del video que diera origen a la denuncia y de todos los actos consecuentes procesales de la causa.

En el escrito precisó que días previos a la reunión investigada recibió un llamado del ministerio de Trabajo en el que se le comunicaba una reunión con empresarios de la construcción y le dicen que era importante su presencia.

Efectivamente, confirmé mi asistencia, aunque recuerdo con una sensación de curiosidad respecto al motivo por el cual las autoridades de la CAC (Cámara Argentina de la Construcción) no me hubieran anticipado o comunicado su intervención) ; y sobre todo, me intrigaba saber, cómo se había acordado esa convocatoria”.

Gigante explicó que el lugar físico fijado para la reunión era la de Banco de la Provincia de Buenos Aires. “No era lo habitual, pero tampoco era extraño” por la cercanía con las oficinas de distintos ministerios que estaban en el centro porteño.

Un dato que revela en el escrito es su sorpresa por la sala elegida para la reunión y que le llamó la atención “dado que se trataba de un sitio que nunca había visitado antes, que nada tenía que ver con las lugares de mis otras reuniones en el banco que presentaba despachos y salas de reuniones con la solemnidad de sus paredes con boiserie, cuadros impactantes, mesas y muebles de madera trabajada seguramente de hace muchos años, ni siquiera se parecía a las oficinas más tradicionales que me tocara visitar modernas y en muy buen estado. Pues bien, este sitio era diferente, había entrado en lo que podría denominarse un "quincho", en buen estado, con mesas de formica pero un quincho al fin, porque si mal no recuerdo, aunque no aparece en los videos, en ese lugar, del lado de afuera había una parrilla”. Y eso fue motivo de comentario al inicio de la reunión con Villegas.

Luego explicó que vio aproximadamente una decena de personas a las que excepto Villegas, no conocía: “No las había visto en mi vida (viendo el video incluso puedo animarme a decir que no recordaba siquiera la presencia del Senador Allan Y tampoco del viceministro de Justicia Grassi, aunque si recordaba la presencia de Julio Garro, su personalidad extrovertida, no pasaba desapercibida)”, indicó y dijo que ni saludó al resto.

En esa reunión estuvieron tres funcionarios de la AFI, Darío Biorci, Juan Sebastián De Stéfano y Diego Dalmau Pereyra. Todos están imputados en la causa que tramita ante la justicia de La Plata

Embed

Temas

Dejá tu comentario