Agustín Rossi: "La manifestación confirmó la vigencia de todas las libertades"

Política

El titular del bloque de diputados kirchneristas, Agustín Rossi, consideró que las protestas tuvieron "una fuerte carga de violencia simbólica y discursiva", pero resaltó que "fue una protesta sin disturbios".

El titular del bloque de diputados nacionales kirchneristas, Agustín Rossi, opinó este viernes que los cacerolazos son "la clara confirmación de que en la Argentina" están vigentes "todas las libertades". Además, consideró que no se trató de algo "espontáneo" y que tuvo "una fuerte carga de violencia simbólica y discursiva".

"La marcha de anoche es la clara confirmación de que en la Argentina todas las libertades están plenamente vigentes. En nuestro país existe la más absoluta libertad de prensa, los argentinos pueden movilizarse y protestar por los motivos que crean oportuno y hay plena libertad para expresar y peticionar lo que se considere necesario", señaló Rossi.

A través de un comunicado, el diputado oficialista reconoció que fue "una protesta sin disturbios", pero remarcó que tuvo "una fuerte carga de violencia simbólica y discursiva".

"No parece muy republicano y respetuoso de las instituciones pedir que se vaya un Gobierno reelegido hace meses o desearle a través de los cantos la muerte a la Presidenta de la Nación", sentenció. 

"Tampoco es cierto que la protesta haya sido espontánea. Hace una semana que se venía convocando por las redes sociales y por los medios opositores, con la adhesión expresa de dirigentes de partidos de derecha. En el camino a Plaza de Mayo había camionetas con equipos de audio que acompañaban la marcha. Hubo cientos de carteles idénticos con la misma consigna", comentó.

Asimismo, señaló que "las demandas parciales pueden ser atendibles, pero el Gobierno tiene que pensar siempre en el bienestar general, con una especial mirada hacia los compatriotas con más necesidades".

"Nuestro Gobierno siempre ha sido muy respetuoso de toda demanda social. Lo fuimos al inicio del gobierno de Néstor Kirchner, cuando había un promedio de cuatro cortes de rutas por día en una Argentina incendiada por la desocupación y la pobreza", indicó.

Además, reseñó que "el cacerolazo expresó un mosaico de demandas parciales y atomizadas que contó con la ayuda invalorable de los medios hegemónicos para darle coherencia y direccionalidad. El escenario de anoche fue absolutamente funcional a las corporaciones: demandas fragmentadas, escasa intermediación de los partidos tradicionales y medios opositores interpretando los hechos y orientando el relato contra el Gobierno nacional".

"La mayoría de los que se manifestaron anoche quizás no pertenecían a un partido político pero claramente tenían una posición tomada en contra de nuestro Gobierno. El 99 por ciento de los que se manifestaron anoche no votaron a Cristina en octubre de 2011", aseguró el diputado.

Temas

Dejá tu comentario