Moyano admitió que el paro nacional del 10 de abril es político

Política

El titular de la CGT Azopardo y referente de la Camioneros aseguró que "todas las huelgas son políticas" y consideró que ningún gremio debería cerrar su discusión paritaria por debajo del 32 o 33 por ciento.

El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, admitió este lunes que el paro nacional que impulsa para el próximo 10 de abril junto al líder de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y la CTA disidente, Pablo Micheli, es político.

"Las huelgas son políticas" disparó el referente de los Camioneros frente a las críticas que se oyeron en los últimos días desde distintos sectores del oficialismo y del sindicalismo que vincularon la medida de fuerza con la estrategia de posicionamiento del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, de cara a las presidenciales del próximo año. En ese sentido el titular de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), Gerardo Martínez, aseguró este viernes que "el paro lanzado por Moyano y Barrionuevo tiene más que nada un relieve político". En la misma línea se había pronunciado la semana pasada el jefe de Gabinete de ministros de la Nación, Jorge Capitanich, que vinculó a los impulsores de la medida con el ex intendente de Tigre.

Moyano justificó la medida al señalar que "el hecho de tratar de ponerle un techo a las paritarias, es un hecho político".

En esa línea advirtió que ningún gremio, en la discusión paritaria, debería cerrar un acuerdo "menor al 32 o 33 por ciento". "Si piensan en sus trabajadores, el aumento no puede ser menor al 32 o 33 por ciento" precisó días después de que la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que conduce Antonio Caló, jefe de la facción de la CGT más cercana a la Casa Rosada, cerrara la discusión salarial con un acuerdo del 27,25%.

Moyano reclamó además un aumento extra para los jubilados "porque el 11% que dio en marzo, ya se lo comió la inflación. El aumento de los haberes de los jubilados para mí es una cuestión de humanidad".
El líder de la CGT Azopardo incluso defendió la fractura del movimiento obrero en la Argentina al sostener que en la actual situación del país se "evita que se avasallen los derechos" de los trabajadores.
A veces la división del movimiento obrero favorece al trabajador, porque evita que se avasallen sus derechos", afirmó esta mañana en declaraciones radiales.

Dejá tu comentario