Estudiantes y docentes exigen a la Ciudad las condiciones para una presencialidad cuidada

Política

Denunciaron que el Gobierno de la Ciudad "prioriza la carrera electoral y utiliza la educación como caballito de batalla" y descuida la salud de la comunidad educativa.

Estudiantes, familias y docentes del colegio porteño Liceo N° 9 Santiago Derqui se movilizaron este lunes y exigieron al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires una presencialidad cuidada en las aulas mediante la vuelta del sistema de burbujas y protocolos acordes a las condiciones edilicias de cada institución.

El colegio, situado en el barrio de Belgrano, es una institución pequeña pero alberga a más de 800 estudiantes y unos 100 docentes, preceptores y auxiliares.

“Es imposible mantener la distancia social y los protocolos si no nos dividen por burbujas, ya que las aulas son muy chicas, no hay ventilación cruzada ni medidores de dióxido de carbono”, aseguraron los estudiantes.

Estas condiciones suponen “un riesgo para los alumnos, autoridades, personal docente y no docente. Solo esta semana ya se aislaron por lo menos cuatro profesores y muchas divisiones por posibles casos de coronavirus”, señalaron.

Educación.jpg

Estos hechos “dejan en evidencia el mal funcionamiento de la nueva modalidad”.

A través de una conferencia de prensa, estudiantes y docentes denunciaron al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la ministra de Educación, Soledad Acuña, por el escaso interés por la educación pública y el bienestar de la comunidad educativa, en un contexto “realmente preocupante”.

“Exigimos una presencialidad cuidada, la vuelta a una modalidad de burbujas en los colegios de la Ciudad de Buenos Aires y que se respete el derecho de exceptuarse ante una pandemia que sigue vigente y con el acecho de la nueva variante Delta”, manifestaron los estudiantes en un comunicado, y agregaron que están “a favor de la presencialidad”, pero “cuidada”.

No tenemos por qué elegir entre nuestra salud y nuestra educación”, dijeron al respecto, y aseguraron que el de ellos no es “el único colegio que está sufriendo esta situación”.

En este contexto, los estudiantes decidieron movilizarse “al ver que quienes deben defender nuestra salud prefieren no hacerlo” y, durante todo el mes de agosto, realizaron diversas acciones, que incluyeron cartelazos, faltazos y elevación de actas, entre otras.

Sin embargo, aseguraron que “no hubo respuestas” por parte del Ministerio de Educación, por lo que se decidió presentar un proyecto que “comprendía una presencialidad cuidada y segura, donde se respetaban los protocolos, adecuándonos a las condiciones edilicias de nuestro colegio”.

El proyecto fue elevado y aprobado por la Supervisión de Educación Media Distrito 8-10 y avalado tanto por la comunidad educativa como por las familias.

Educación.jpg

Sin embargo, el Ministerio de Educación dio de baja el proyecto, “priorizando sus intereses y dejando de lado la salud de la comunidad educativa”, expresaron los estudiantes.

Es realmente triste ver cómo un gobierno que debería cuidarnos, prioriza la carrera electoral, utilizando a la educación como un caballito de batalla tanto para dar discusiones de carácter partidario como para hacer campaña”, concluyeron en un comunicado escrito tras la conferencia de este lunes.

Por último, resaltaron que la mayoría del personal docente está vacunado “con una sola dosis y no con dos de forma tal que les garantice la inmunización”, y que el estudiantado todavía no tiene “ni la posibilidad de inscribirnos para darnos la primera dosis de la vacuna”.

Dejá tu comentario