La advertencia de Aníbal Fernández por los disturbios frente al Congreso

Política

Un grupo de manifestantes lanzó piedras contra la sede parlamentaria y quemó neumáticos en el frente del edificio mientras los diputados estaban en plena sesión. Hubo cinco policías heridos y un activista detenido.

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, dijo que se está trabajando "a destajo" para identificar a los responsables de los incidentes ocurridos esta tarde frente al Congreso nacional, mientras se debatía en el recinto de la Cámara de Diputados el acuerdo con el FMI.

"Estamos trabajando a destajo para identificar a los responsables. No quedará impune", publicó en la noche del viernes el ministro en su cuenta de Twitter.

Embed

Un grupo de manifestantes contrario al acuerdo con el FMI lanzó en la tarde de ayer piedras contra la sede del Congreso y quemó neumáticos en el frente del edificio, en disturbios que estallaron mientras los diputados estaban en plena sesión y que terminaron con cinco policías heridos y un activista detenido.

incidentes FMI protesta.mp4

"Deplorable situación con disturbios. La Ciudad es jurisdicción cedida hace unos años. Con la PFA insistimos en actuar sin represión pero haciendo terminar de inmediato con los desmanes. Se recordará los heridos y la violencia cuando se tratara la reforma jubilatoria", inició Fernández el hilo en Twitter.

"Evitamos la violencia institucional coordinando sin lastimar a inocentes. Hirieron a un policía de CABA con quien me solidarizo. Debemos analizar con sus superiores, como se armó el procedimiento", destacó el titular de la cartera de Seguridad.

Fuentes de la Policía de la Ciudad informaron a esta agencia que los cinco efectivos heridos pertenecen a la División Orden Urbano y precisaron que uno de ellos "recibió impacto de bomba molotov y se encuentra ileso, solo con daños en uniforme y protecciones", mientras una oficial se descompensó, otra sufrió un esguince en el tobillo y otros dos recibieron un corte en el rostro y el golpe de una piedra en el tobillo.

Los disturbios comenzaron cuando una minoritaria porción de manifestantes comenzó a arrojar piedras contra el Congreso, al punto de hacer estallar algunos vidrios de los ventanales, mientras columnas de humo se elevaban en la calle por la quema de neumáticos.

Las expresiones de violencia se prolongaron por varios minutos sin que actuara la policía, que llegó al lugar más tarde para tratar de controlar la situación.

Dejá tu comentario