Sin subsidios nacionales, localidades del interior se quedarán sin transporte público

Política

Así lo indicó el intendente de San Francisco, la cuarta ciudad más grande de Córdoba. “Afrontar el costo del subsidio que recibíamos de la Nación sería imposible”, afirmó.

Horas atrás, el gobernador Martín Llaryora anunció la continuidad de los beneficios para los usuarios en el transporte público de Córdoba, tras la quita del subsidio a las tarifas de ese servicio que recibían las provincias por parte del Gobierno nacional.

“No es tiempo de responder agravios ni insultos, es tiempo de diálogo y consensos. Ante la disposición del Gobierno nacional de eliminar únicamente para el interior del país los subsidios al transporte, he tomado la firme decisión de darle continuidad” a los beneficios para usuarios, con una gran inversión por parte del gobierno provincial.

Sin embargo, la quita de subsidios nacionales a las provincias por parte de Javier Milei no deja indemne a los municipios del interior, que no podrán afrontar el gasto que implica suplir esos subsidios con fondos propios.

Es el caso de San Francisco, donde el intendente adelantó que evalúa rescindir el contrato con la empresa que presta el servicio de colectivos en esa localidad cordobesa debido a que “no lo teníamos ni siquiera previsto como partida presupuestaria”.

Así lo explicó Damián Bernarte, jefe comunal de la mencionada ciudad ubicada a poco más de 200 kilómetros de la capital mediterránea, subrayando que “afrontar el costo del subsidio que recibíamos de la Nación sería imposible”.

Por C5N, el intendente indicó que “no lo teníamos ni siquiera previsto como partida presupuestaria”, por lo que “en el caso de nuestra ciudad, el transporte público debería ser levantado”.

“El valor del boleto, al igual que en Córdoba capital, rondaría entre los $1.000 y $1.100 sin subsidio”, dijo, precisando que en San Francisco el colectivo “es utilizado esencialmente por los estudiantes para llegar hasta los establecimientos educativos y a sus domicilios. Hemos tenido casi 135 mil boletos de estudiantes durante el ciclo lectivo 2023”, detalló.

“Al día de hoy, si tuviéramos que tomar una decisión, deberíamos rescindir el contrato con la empresa de colectivos y dejar de prestar el servicio de transporte público de pasajeros en San Francisco”, alertó.

“En nuestro caso, la incidencia de la Nación es del 40% del canon mensual que debemos abonar; el 42% lo aporta la provincia y poco menos del 20% la Municipalidad”, explicó, señalando que “solo manteniendo los subsidios provinciales se nos haría imposible afrontarla”.

“No vamos a meter a la Municipalidad en un juicio, trataremos de rescindir de manera acordada con la empresa. Es la decisión política al día de la fecha”, dijo.

No obstante, el intendente Bernarte aclaró que “apelamos a la racionalidad y a la posibilidad de retomar el diálogo y encontrar una solución que no afecte a los vecinos de a pie, a los estudiantes, a quienes van a trabajar, a quienes desde los barrios llegan al centro comercial y de servicios”.

Dejá tu comentario