De qué va a hablar Cristina en la asamblea de la ONU

Política

La Presidente asiste por sexta vez al foro internacional, signado por la crisis en Siria. Fondos buitre, espionaje estadounidense y reformas al Consejo de Seguridad serán las inquietudes que manifestará la jefe de Estado.

La presidente Cristina Fernández expondrá este martes ante la 68° Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, sobre los denominados "fondos buitre", el espionaje estadounidense, la situación en Siria, y la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de ese organismo.

La jefa de Estado figura en el puesto 31 de expositores, detrás de su colega de Uganda y antes del de Malawi, en el turno tarde del debate -cerca de las 19 hora argentina-, que se abrirá con los discursos de los mandatarios Dilma Rousseff (Brasil) y Barack Obama (Estados Unidos).

Fernández se reunió este lunes con Rousseff en Nueva York, para analizar las asimetrías comerciales entre ambas naciones, la relación Mercosur-Unión Europea, el espionaje de Estados Unidos a países de América Latina, que provocó la suspensión de la bilateral Brasil-EE.UU., y la situación económica global.

Sobre los casos de espionaje en la región, Cristina Fernández recordó el "episodio de (el presidente de Bolivia) Evo Morales y también hubo un episodio con (Nicolás) Maduro, que le pidieron disculpas" desde los Estados Unidos y resaltó que "nadie quiere pelearse con nadie". Previo a la reunión con la presidenta de Brasil, Cristina Fernández se había encontrado en el hotel Mandarin -donde se hospeda-, con el titular del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

Por otra parte, está pendiente de confirmación un encuentro bilateral de la Presidente con su par uruguayo, José Mujica, para tratar -por iniciativa del oriental- el reclamo de la ex pastera Botnia para aumentar su producción, a lo que Argentina se opone.

En su sexta participación en el foro, la Presidente insistirá en la posición frente al reclamo de los fondos buitre, luego del fallo de la Corte de Apelaciones de Nueva York que obliga al país a pagar 1.500 millones de dólares y pone en peligro los pagos de la deuda renegociada.

Cristina Fernández abrió hace un mes por tercera vez el canje de deuda y dejó en claro que la postura de su gobierno es pagar. La propuesta es hacer un cambio de bonos voluntario para sustituir los papeles de ley estadounidense por otros de legislación nacional y evitar así posibles embargos.

Además, la jefa del Estado adelantó que será una Asamblea "entre los buitres de la deuda y los halcones de la guerra", al englobar la situación económica y la posible invasión a Siria, impulsada por Estados Unidos, a la que Argentina ya anticipó su rechazo.

Asimismo, y tal como lo hace en cada una de sus intervenciones ante la ONU, Fernández de Kirchner insistirá con el tema Malvinas y la necesidad de dialogar con el Reino Unido.


Dejá tu comentario