Candidato a gobernador aliado a Massa ahora abre canal con Macri

Política

Gerardo Morales, quien competirá en Jujuy con el apoyo del Frente Renovador, avanza en las negociaciones con el PRO para respaldar a nivel nacional al ganador de la interna entre Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Elisa Carrió, pudo confirmar minutouno.com.

El precandidato a gobernador de Jujuy Gerardo Morales (UCR), aliado de Sergio Massa en su provincia, analiza ahora apoyar a nivel nacional el acuerdo que firmó el radicalismo con el macrismo y la coalición cívica, pese a su enérgico rechazo en esa alianza, que dejó en claro durante la convención nacional de su partido celebrada en Gualeguachú, e incluso durante varias semanas después, donde insistió con poder colgarse de la lista del Frente Renovador para las elecciones.
Morales, el radical "rebelde", está muy cerca de cerrar un acuerdo con el PRO para respaldar en las presidenciales de octubre a quien triunfe en la interna en la que competirán el presidente de la UCR, Ernesto Sanz; la diputada de la Coalición Cívica, Elisa Carrió; y el jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri.
De este modo, Morales se convierte en otro de los candidatos a gobernadores radicales que mantienen sus acuerdos locales pero jugarán para el macrismo a nivel nacional, con la exigencia del PRO de que en su boleta adhieran al ganador de las PASO del 9 de agosto, confirmó minutouno.com.
A cambio, el macrismo se comprometió a apoyar la candidatura de Morales a la gobernación. De este modo, el radical contará con los votos del PRO para la gobernación de Jujuy.
La definición de Morales se dio en las últimas horas, tras su reunión con el armador político del PRO, Emilio Monzó, que tuvo lugar en San Salvador del Jujuy, en una sala del Hotel Alto la Viña con vista panorámica a la capital provincial, según pudo saber este portal.
Este acuerdo es para que dirigentes radicales tengan libertad a nivel distrital pero se comprometan en dar su apoyo a la alianza nacional con el macrismo resta apoyo en las elecciones presidenciales a otros candidatos como Sergio Massa, José Manuel De la Sota y Adolfo Rodríguez Saa.
En diálogo con la agencia Télam, el ministro porteño Esteban Bullrich explicó que "en el frente jujeño estará incluido el massismo local", aunque Morales "tendrá que definir a quién apoya en las PASO del PRO con la UCR y la Coalición Cívica", ya que en ese frente también se presenta el presidente de la UCR, Ernesto Sanz y la diputada Elisa Carrió (CC).
Bullrich fue parte de la negociación con Morales porque se conocen de los tiempos en que el ministro de Educación era legislador y es amigo personal del hermano del senador, por lo cual tuvo un rol de "facilitador" en un vínculo que todos calificaban de difícil entre Macri y el radical.
Del encuentro -que estaba pautado desde la semana pasada- también participó Pablo Walter, jefe de campaña macrista en el NOA, y el diputado radical Mario Fiad.
Walter dijo que "no se avanzó demasiado en el tema de las listas para diputados nacionales, eso podrá ser un arreglo como en otras provincias, que cada uno lleva la propia, o de consenso".
"Pero a nivel provincial y municipal está arreglado que cada uno llevará por separado legisladores provinciales y concejales, mientras que para cargos ejecutivos la idea es conformar una mesa y evaluar quién tenga más posibilidades de ganar. Para la fórmula, intentaremos que el vicegobernador sea nuestro referente local, José Balut", agregó.
Con respecto a la coexistencia con el massismo, Walter dijo que "por ahora Morales no puede llevar otra boleta presidencial -en caso que las elecciones coincidan con la presidencial- que no sea del frente PRO-UCR-CC".
"Ni lo mencionamos a Massa en la reunión, que fue muy cordial. Lo que está pasando es que dirigentes del FR se van desprendiendo del partido, algunos se van con el Pro y algunos se van con el oficialismo", sentenció el ex senador por Tucumán.
Por su parte, el intendente de Junín, Mario Meoni (Frente Renovador), afirmó en diálogo con Télam que el acercamiento entre Morales y Macri "es nada relevante, sólo una foto".
"Como con el 'Pechi' Quiroga en Neuquén, a Macri le faltan los votos en Jujuy. El PRO no tiene votos ahí, ¿cuánto creen que representa electoralmente Macri en Jujuy?", dijo Meoni.
El radical massista remarcó que el FR "no perdió a Morales" sino que "sólo se le sumó Macri a él".
Monzó y Morales vienen dialogando hace varias semanas e incluso ya había existido otro encuentro en persona, a pesar de que el precandidato radical a gobernador jujeño fue uno de los férreos opositores a la alianza con Macri que votó el mes pasado la Convención Nacional de la UCR.
Sin embargo, y a pesar de que la reunión de Macri con Morales el año pasado en Jujuy fue áspera y no llegó a buen puerto, el PRO decidió retomar conversaciones, principalmente con la meta de seguir minando el camino de Massa de cara a las PASO presidenciales.
El acercamiento con Morales refleja un giro en la estrategia macrista: el año pasado estaba firme la idea de no sellar frentes electorales de los que formara parte el FR, algo que fue flexibilizado en pos de aumentar la envergadura electoral, por ejemplo en Jujuy, donde el PRO obtuvo sólo 8% de los votos en 2013.
La semana pasada, referentes del PRO Tucumán recibieron en su sede a otro aliado massista, el diputado y precandidato a gobernador José Cano, para comenzar conversaciones de cara a un acuerdo electoral.

Dejá tu comentario