¿Mediación papal para el conflicto por Botnia?

Política

El Vaticano pidió informes a un obispo uruguayo sobre la controversia por el incremento de la producción de la pastera autorizado por el gobierno de Mujica.

El obispo de Salto, Uruguay, Pablo Galimberti, reveló que desde el Vaticano preguntaron qué estaba pasando con la pastera UPM, ex Botnia, y pidieron datos fidedignos acerca de la contaminación que produciría.

"He recibido llamadas telefónicas del Vaticano preguntándome qué está pasando con estos informes con esa planta que está en territorio de su Diócesis, y yo le dije al sacerdote que me preguntaba, deme 48 horas y les mando informes en forma confiable porque los argentinos manejan o interpretan la contaminación con otras claves. Y pensé, ¿será que tal como decían los argentinos o los asambleístas de Gualeguaychú, van a pedir una intervención del Papa ahora que es argentino?", se preguntó Galimberti en diálogo con el portal uruguayo 10 minutos.

De acuerdo con esto, en  la reunión semestral de los Obispos mantenida en Florida, uno de los temas en agenda fue recibir a una delegación de directivos de la Planta de UPM.

En Florida se recibió la "visita de tres directivos de UPM queriendo darnos información de primera mano, porque nos preocupa a veces los datos que manejan los argentinos, a mí en el Vaticano me habían preguntado qué está pasando, pásenos datos fidedignos, confiables. Yo les había enviado una intervención de un catedrático de química Oscar Ventura y algunas otras cosas confiables respecto a los números que se manejan del lado argentino".

Uno de los representantes de UPM que asistió a la reunión con los Obispos en Florida fue el inversor Juan Otegui, "que tiene el 9% de las acciones". Según Galimberti, aportaron "información muy confiable. Incluso nos dijeron, recuerdo este dato, por ejemplo, DINAMA (Dirección Nacional de Medio Ambiente) nos ha puesto condiciones muy muy altas para poder funcionar. Si estas condiciones de la DINAMA se llevaran a Finlandia, algunas empresas hoy no podrían funcionar, de modo que nosotros tenemos confiabilidad. Cuando nos dicen esas cosas, bueno, confiamos".

"Después se les planteó las ventajas que tienen, porque ellos trabajan en una zona franca. Entonces ellos hablaban de lo que ellos denominan el desborde. Por ejemplo, una empresa que trabaja en todo lo que es plantación, la investigación genética de las plantas, porque le planteamos por qué no dejaban que creciera una vez que se talaba un árbol, nos dijeron que no porque entre 1 y 4 años hay un avance genético. O sea, hay investigaciones que se están haciendo sobre el tipo de plantaciones, tipos de especies, etc. Después caminería también. Nos hablaron de las intenciones de UPM de abrir otra semejante a la de Fray Bentos, no por supuesto en el río Uruguay, más bien por la zona de Cerro Largo, o sea que están contentos con el ambiente y las garantías que da el país". 

Dejá tu comentario