La empleada doméstica de la senadora del PRO reveló que la legisladora le extendió su permiso durante la pandemia

Política

Según el relato de la mujer, la senadora Lorena Petrovich que le pagaba a su niñera con fondos del Congreso también le falseó el permiso durante la pandemia para que sea esencial.

La mujer que trabajó para la senadora bonaerense de Juntos por el Cambio Lorena Petrovich casi cuatro años como empleada doméstica pero que cobraba su sueldo como empleada del Senado reveló este miércoles que además la legisladora le tramitó un permiso para que fuera a su trabajo "como personal esencial" durante la pandemia.

Según contó Gisela Montini, además de cobrar su sueldo como empleada del Senado aunque nunca trabajó allí, la senadora le extendió una autorización en junio de 2020 "para que pudiera ir a su casa a trabajar cuando estaba prohibido por la pandemia".

"Su secretario me dio un papel para que pueda circular como gente del Senado y vaya a la casa de la senadora a hacer la limpieza como si fuera personal esencial", relató en declaraciones al canal A24.

El escrito está hecho en una hoja con el membrete de la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, con el sello y firma de la senadora y dirigido a la "autoridad policial", según informó Télam.

"En el marco de la cuarentena establecida por el Gobierno nacional y conforme al texto del artículo 6 del decreto 260 del 12 de marzo del 2020, mediante el cual quedan exceptuadas del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio los trabajadores del sector público nacional, provincial y municipal si así lo requirieran las autoridades para garantizar las actividades esenciales, informo que el agente Montini Gisela Mariel deberá asistir a realizar tareas al Senado de la provincia de Buenos Aires", consigna el escrito.

Montini denunció el martes que la legisladora le pagaba el sueldo "como dependiente del Senado de la provincia de Buenos Aires" cuando ella "nunca realizó tareas en dicho lugar".

Precisó que desde hace cuatro años trabajaba en la casa particular de la senadora bonaerense de Juntos por el Cambio "cuidando a su hijo, a su madre y haciendo tareas de limpieza" aunque cobraba un sueldo del Senado de la provincia de Buenos Aires, institución a la que nunca concurrió.

"Nunca fui a la Cámara de Senadores y mi tarea comenzó cuidando a su hijo", relató la mujer, y además agregó que esa situación irregular "está documentada porque ella (por Petrovich, que fue electa por la Tercera Sección Electoral) vive en un barrio cerrado, así que hay registros de mis entradas y salidas a diario".

La denuncia se inició luego de que la legisladora la despidiera a finales de abril, para lo cual le informó que "había dado de baja el contrato en el Senado", según declaró su exempleada doméstica, quien a principios de año le había presentado un certificado médico debido a algunos problemas de salud -una hernia de disco- por los que "no podía hacer esfuerzos".

Dejá tu comentario