Argentina reclamó "respeto a los derechos humanos de toda la población" en Nicaragua

Política

La Cancillería ratificó además que sobre la situación en Nicaragua sigue el trabajo de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

Tras los comicios celebrados en Nicaragua, en los que fue reelecto el presidente Daniel Ortega, la Argentina reclamó el "respeto a los derechos humanos de toda la población" y pidió que el país centroamericano "recupere cuanto antes el diálogo y la convivencia democrática". Además volvió a manifestar su "preocupación" por la detención de dirigentes opositores, e insistió en reclamar por "el respeto de los derechos humanos".

En una serie de mensajes en la red Twitter, la Cancillería, a cargo de Santiago Cafiero, expresó que "la República Argentina ratifica su histórico compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y apoya con firmeza el trabajo de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, respecto de la situación en Nicaragua".

La ex presidenta chilena había dicho ante el Consejo de Derechos Humanos en Suiza que "resulta imperativo que el gobierno" de Nicaragua "vuelva a garantizar el pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos de todas las y los nicaragüenses; que cese la persecución contra la oposición, la prensa y la sociedad civil".

El ministerio de Relaciones Exteriores sostuvo además que "reiteramos nuestra preocupación ante la detención de dirigentes opositores, así como la necesidad de que el gobierno nicaragüense vele por el respeto de los derechos humanos de toda la población".

"A horas de haber finalizado el acto eleccionario, mantenemos nuestra tradición diplomática de no injerencia en cuestiones internas en otras naciones", aclaró la cartera que dirige Cafiero.

Pero a la vez sostuvo que "en Argentina entendemos que la democracia supone respetar la diversidad ideológica y la participación cívica sin proscripciones".

"Debemos acompañar al pueblo de Nicaragua para que cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática", sentenció la Cancillería.

Fuentes diplomáticas ratificaron que "Argentina cuestiona el desenlace del proceso electoral en Nicaragua y reitera su preocupación por el arresto de dirigentes opositores y los casos de proscripción política".

"No obstante, a la vez mantiene su tradición de no injerencia en asuntos internos" de otros países "tal como lo explicita en la comunicación oficial", añadieron los portavoces.

También aclararon que "nuestro país no rompe relaciones con Nicaragua y mantiene su postura de condena a los bloqueos físicos y financieros que sólo llevan a agravar el sufrimiento de su pueblo".

Dejá tu comentario