El Senado aprobó la estatización de la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo

Política

La iniciativa del oficialismo, que tuvo modificaciones, ahora debe ser debatida en la Cámara de Diputados.

El Senado aprobó este miércoles por la noche y giró para su tratamiento en Diputados el proyecto para estatizar la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo.

El titular de la comisión de Educación, Eduardo Aguilar (FPV), defendió el proyecto al plantear que en realidad se trata de "la creación de un instituto universitario", con las diferencias que implica con una universidad, y que "no tiene ningún tipo de acuerdo por detrás entre el Gobierno y la Universidad".

El senador kirchnerista fustigó a los opositores que cuestionaron la iniciativa, al indicar que "nadie leyó el proyecto, pero eso no impidió que se dijera cualquier cosa, que se quería absorber un pasivo" y acusó a la oposición de haber "denigrado este proyecto de ley y en particular a las Madres de Plaza de Mayo".

Entre los cambios incorporados al proyecto, mencionó el realizado al artículo 4 que ahora sostiene que la transferencia al estado nacional de "alumnos, directivos, personal no docente, docentes, bienes muebles e inmuebles" pero aclaró que en ese texto "en ninguna parte habla de obligaciones".

En tanto, desde la oposición el radical Luis Naidenoff cuestionó por un lado la cuestión técnica de firma del dictamen al indicar que hubo irregularidades por haberse en primer lugar convocado a un plenario de cuatro comisiones, pero por falta de quórum solo se pudo firmar primero en una y luego se debieron convocar a otras dos reuniones posteriores y advirtió que "este es un dictamen va a caer por un planteo natural de nulidad".

El senador radical también recordó la renuncia de la macrista Gabriela Michetti a la comisión de Derechos y Garantías, que después posibilitó la incorporación de la oficialista Hilda Aguirre: "la mancha es de origen, la cuestión del reemplazo de un miembro de la oposición por un integrante del oficialismo", apuntó.

Luego la emprendió contra la Fundación Madres de Plaza de Mayo y el programa Sueños Compartidos, al acusar al oficialismo de intentar "sacar un dictamen de prepo, con artimañas, con renuncias, con reemplazos".

"El proyecto de ley decía claramente que existe un convenio entre el gobierno nacional y la universidad y la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Ahí está la razón central, el sostén económico y financiero de esta universidad es la Fundación, que está investigada en un hecho escandaloso de corrupción que salpica al gobierno nacional", añadió Naidenoff.

"Acá el estado se está por hacer cargo de una gran fiesta", dijo, y recordó que un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) indicó que existe "una monumental estafa al Estado con una deuda de 237 millones de pesos, gestado por un vínculo directo con el ministerio de planificación federal que a pesar de haber sido alertado siguió con la transferencia de fondos".

En cambio, el oficialismo consiguió el respaldo de los peronistas disidentes puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, quienes un rato antes obtuvieron una media sanción para la creación de la Universidad Nacional de Comechingones en Villa de Merlo.

Al explicar el acompañamiento suyo y de Rodríguez Saá, Negre de Alonso sostuvo: "No estamos votando la nacionalización de la Fundación (Madres de Plaza de Mayo), solo estamos votando la transferencia de la unidad académica" y señaló que, en cambio, los responsables y directivos de la fundación que sean investigados por la justicia se deberán hacer cargo.

Por su parte, quien se opuso al proyecto fue la representante del Frente Cívico de Córdoba Norma Morandini y apuntó que "estamos hablando de una fundación que ha quebrado que ha hecho un desfalco escandaloso con dinero público".

Dejá tu comentario