Serios enfrentamientos entre camioneros luego de un acto de Cristina

Política

NA
Por NA

  • Dos sectores del sindicato se cruzaron a golpes y luego atacaron a la policía.
  • Dos agentes resultaron heridos y dos militantes fueron detenidos.

Serios incidentes se produjeron esta tarde al finalizar el acto que la candidata presidencial, Cristina Fernández de Kirchner, protagonizó en Río Grande, donde dos facciones del sindicato de Camioneros se enfrentaron a golpes y piedrazos y luego atacaron a la Policía.



Como resultado de los incidentes dos agentes terminaron heridos por golpes y piedrazos y fueron trasladados al Hospital Regional Río Grande, mientras que dos militantes del sindicato de Camioneros local quedaron detenidos.


 


Todo se inició cuando el legislador Luis Velázquez se retiró del gimnasio del colegio Don Bosco, donde se realizo el acto, acompañado por una treintena de militantes sindicales, uno de los cuales comenzó a agredirse verbalmente con gente del otro sector que responde a Sergio Pérez, ex dirigente del gremio de Camioneros.



Tras los insultos, comenzaron los golpes entre ambos sectores, ante la mirada atónita de los policías que estaban para la seguridad de la senadora Kirchner.  Cuando estos últimos intervinieron, lo que parecía una simple pelea se transformó en una verdadera batalla campal entre manifestantes e integrantes de la fuerza de seguridad.



Los hechos de violencia más graves se desencadenaron cuando efectivos policiales pretendían llevarse detenidos a algunos militantes del gremio y otros sindicalistas pretendieron evitarlo.  Así, comenzaron a agredir al personal policial, con golpes de puños, mientras el personal de seguridad respondía con gas pimienta para tratar de frenar la embestida, pero fueron desbordados.



La agresividad de los manifestantes fue en aumento hasta que tomaron trozos de escombros y los arrojaron contra la Policía, todos sin protección alguna, lo que provocó que que algunos agentes resultaran lesionados.



Fue en ese entonces que intervino el personal de Servicios Especial, con cascos y escopetas con balas de goma, que al cabo de unos minutos disuadió a los manifestantes, quienes se alejaron de
la zona, para concentrarse en el sindicato de Camioneros.



Todos estos hechos no fueron advertidos por la senadora Cristina Kirchner, porque el lugar de salida estaba ubicado a cien metros del centro de los incidentes, desde donde abordó una combi que la trasladó hasta el aeropuerto local.



El avión que la trasladó a Buenos Aires partió justo en el momento en que todo volvía a la normalidad.

Dejá tu comentario