"El sistema expulsa a los adictos y no hay quien los contengan", afirmó el periodista Mauro Federico

Sociedad

El autor del libro "Familia adicta" dialogó con C5N y contó la situación que le tocó vivir con uno de sus hijos y las deficiencias que presenta actualmente la ley de salud mental.

El periodista Mauro Federico, autor del libro "Familia adicta", habló de la historia de su hijo y sobre las dificultades que atraviesa una familia cuando quiere internar a un familiar con problemas de adicción. "El sistema judicial y el sanitario no están preparados para atender a pacientes adictos", afirmó.

"Celebro que podamos hablar de esto porque de las adicciones opinamos solo cuando alguna persona pública cobra notoriedad producto de un incidente, y no se instaló en la agenda pública como si no fuera un problema", señaló Federico.

En cuanto al caso de Chano Charpentier, el periodista manifestó: "Analizar las últimas 48 o 72 horas de la situación de Chano es circunscribir la problemática a la punta del iceberg. Chano tiene no menos de 20 internaciones en diferentes instituciones psiquiátricas y no psiquiátricas. Las personas que lo trataban sabían que estaban en presencia de un paciente que ya había superado ampliamente la posibilidad de un psicoterapia para su abordaje terapéutico y necesitaba otro tipo de asistencia", pero para acceder a ese tipo de asistencia "la ley vigente solo le da la potestad en caso de existir la voluntad del paciente y, si no es así, necesitas realizar una denuncia policial y la orden de un juez".

"El sistema judicial y el sanitario no están preparados para atender a pacientes adictos. La ley de salud mental te dice que a un paciente así lo tenés que tratar en el servicio de salud mental de un hospital, donde lo pueden dopar pero no le pueden dar la contención que este tipo de enfermedad necesita", explica Mauro Federico.

mauro-2021-07-27_15-22-47_18092.mp4

Al ser consultado sobre la historia de su hijo, lo que lo incentivó a escribir el libro, el periodista comentó: "Mi hijo Ariel a partir de los 16 años comenzó a tener consumo problemático, una adicción es una enfermedad psiquiátrica y debe ser abordado como lo que es. En ese momento, cuando tuvo algunas sobredosis, recurrí a dispositivos terapéuticos de forma ambulatoria y luego lo internamos en un neuropsiquiátrico para que se 'limpie'".

El escritor cuenta que cuando la terapia estaba terminando recibió el llamado de un médico que lo aconsejó: "En un momento, me llamó un médico para decirme que mi hijo estaba limpio pero me advirtió que iba a volver a recaer porque estaba enfermo".

Luego de tener un profunda charla con su hijo que le manifestó que "quería vivir", como familia continuaron su tratamiento en una comunidad terapéutica. Actualmente, Ariel es músico y reside en México, pero Mauro Federico aclara que su hijo toda su vida convivirá con sus "fantasmas" aunque "cuenta con las herramientas para enfrentarlos".

En cuanto a lo que debe atravesar una familia que tiene una allegado adicto, Mauro Federico subraya que: "el sistema expulsa a los adictos" y que eso hace que existan comunidades terapéuticas que no están habilitadas ni preparadas para tratar estos casos y que están para ocupar "lo agujeros que deja el Estado".

"El destino de los adictos es el manicomio, o el cementerio o la cárcel", remarcó.

Dejá tu comentario