Un ovejero alemán le desfiguró el rostro a una nena de 7 años

Sociedad

Agustina fue atacada por el perro y las lesiones le ocasionaron profundos cortes en la cara. Después de varios días de internación y de una intervención quirúrgica, fue dada de alta. Su familia pide conciencia sobre los daños irreparables que pueden generar perros que sus dueños dejan sueltos.

El lunes 23 de marzo Daniela retornaba a Rada Tilly, en la provincia de Chubut, y se enteró de que su hija Agustina, de 7 años, había sido atacada ferozmente por un perro en el patio de su casa. A varios días de ese episodio, se propuso hacer público el caso en las redes sociales para que otras personas no tengan que pasar por lo mismo, según publica diario Patagónico.

Sobre el ataque, la madre de Agustina relató: "Ella estaba en casa con su hermana y su papá. Las dos estaban jugando cuando este perro se acercó y mi hija Agustina (7) por proteger a nuestro perro, lo corrió con sus manos. Allí este perro se le abalanzó y la empezó a morder reiteradas veces".

Asustada, su hermana Ariana (9) corrió en busca de ayuda, hasta que llegó su padre para retirarle el perro de encima de Agustina, pero la pequeña ya había sufrido "varios cortes profundos y grandes en toda la cabeza, tres cortes en la papada, en la frente y un colmillo que le clavó en la mejilla", relató Daniela.

Agustina fue atendida en el Hospital de Rada Tilly, en el Hospital Regional e intervenida en la clínica La Española. Por estos días ya se encuentra en su casa. "Tuvimos la suerte que haya sido solo estético y no haya dañado algún órgano vital porque con la agresividad que la atacó la mataba sin dudas. Mi hija se arrolló para protegerse y el perro le corría las manos para morderle la cabeza", dijo Daniela.

QUE TODOS SEPAN

Además de hacerse público el caso a través de redes sociales, hubo una denuncia radicada en la comisaría de la villa. La madre de Agustina relató que el perro manto negro que atacó a su hija es propiedad de la familia Blandino, quienes se acercaron para pedir disculpas y explicar que su mascota se había escapado de su vivienda en el momento del ataque.

"Eso no quita que mi hija pasó por toda esta situación por irresponsabilidad de ellos de soltar un perro así, porque lo que vivió mi hija con apenas siete añitos, lo que vivió su hermana y lo que vivimos nosotros como padres, no lo repara ni el arrepentimiento ni lo material", sostuvo Daniela.

Para evitar que esta situación la viva otra familia, la madre de Agustina pide que se tomen medidas más estrictas "para que los perros no anden sueltos porque tengo conocimiento de que hay personas que tienen más de cuatro multas y siguen teniendo el perro suelto". Además, instó a los dueños de perros agresivos que "tomen conciencia del daño".

Sobre la impactante imagen de la niña que ella misma difundió, indicó: "mi hija de tan solo siete añitos por el momento no puede ir al cole, ni a sus actividades, y tiene que iniciar terapia psicológica a causa de todo lo que padeció y estas fotos las subo para que realmente tomen conciencia. Hoy es mi hija, mañana será el hijo de otro si no se toman medidas extremas", sentenció.

Temas

Dejá tu comentario