Organizaciones sindicales piden la suspensión de clases presenciales en la Ciudad

Sociedad

Los gremios de CTERA y UTE iniciaron una medida cautelar para que se aplique el decreto emitido por el Gobierno Nacional.

La Confederación de Trabajadores de la educación de la República Argentina (C.T.E.R.A) y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE Capital) iniciaron una medida cautelar con el fin de que se suspendan las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires. Argumentan “alarma epidemiológica” y citan reporte del mismo ministerio de Salud porteño.

El planteo fue interpuesto a pesar del fallo de la Corte Suprema de Justicia que le dio la razón al jefe de Gobierno porteño sobre la autonomía de la Ciudad avalando las clases presenciales.

La acción reclama al gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la aplicación y el cumplimiento de la resolución 394/2021 del Consejo Federal de Educación en función del decreto 287/2021 dictado por el Poder Ejecutivo Nacional que dispone la suspensión de clases presenciales y su reemplazo por el dictado de clases a distancia, bajo modalidad virtual.

La causa se tramita en el Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo N °10 y el juez a cargo es Walter Lara Correa. La medida aduce que la aplicación del decreto 287/2021 no viola “autonomía alguna de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, pudiendo proceder en tal sentido en jurisdicciones con “alarma epidemiológica y sanitaria”, según el fallo que publicó el sitio Palabras Del Derecho.

Entre los fundamentos, la medida señala la situación de alarma epidemiológica y sanitaria en que se encuentra la Ciudad, en virtud de haber superado los 500 casos promedio de Covid-19, citados en la página web oficial, donde se especifican los partidos o aglomerados de riesgo bajo, medio y alto y en alarma epidemiológica sanitaria.

Asimismo, se indica un reporte del propio Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que detalla un nivel de ocupación de camas de terapia intensiva (UTI) superior al 80% el día 8 de mayo. El mencionado reporte informa que el nivel de ocupación de camas de UTI en el sistema público porteño es del 81,4,% y de un 96% en el sector privado.

Las reclamantes señalan que estas cifras fueron reconocidas por las autoridades locales e indican la tensión que vive el sistema sanitario.

Dejá tu comentario