La Sociedad Argentina de Pediatría y UNICEF solicitaron que la suspensión de la presencialidad sea por "el menor tiempo posible"

Sociedad

A través de un comunicado firmado por ambas organizaciones reivindicaron el papel de la escuela en el desarrollo de chicos y aseguraron que es un lugar seguro.

Luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara que se suspenden las clases presenciales por 15 días en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por la gran escalada de casos y la congestión del sistema sanitario, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) junto con Unicef emitieron un comunicado en el que dejaron en claro que la escuela es un lugar seguro y fundamental para el desarrollo de los chicos. Además, solicitaron que este parate en la presencialidad se dé por el menor tiempo posible.

“Desde el comienzo del aislamiento social y la suspensión de las clases presenciales establecidas como consecuencia de la pandemia COVID 19, la Sociedad Argentina de Pediatría y Unicef monitoreamos con preocupación el impacto en niñas, niños y adolescentes. La escuela es indispensable para su desarrollo y bienestar, para la adquisición de conocimientos y el fortalecimiento de aspectos psíquicos y sociales. Su ausencia genera graves consecuencias para su salud, tanto emocionales como físicas”, indica el texto difundido.

Conunicado escuelas Unicef

En este sentido agrega que: “La escuela además constituye un sitio seguro mientras sus padres, madres y cuidadores/as trabajan, contribuyendo así a la actividad económica de la sociedad. Es una herramienta de equidad social indispensable, particularmente en los grupos sociales más vulnerables”.

En tanto, ambas organizaciones adhirieron a las palabras del Secretario General de las Naciones Unidas para “que nadie quede atrás” y acompañan los Objetivos del Desarrollo Sustentable para el 2030, que priorizan la educación entre otros derechos.

“La escuela es un lugar seguro y trabajar con niños y niñas, no es un factor de riesgo: la responsabilidad de que continúe así recae en los adultos responsables del cumplimiento de los protocolos elaborados y en la construcción y aplicación de las medidas sociales necesarias para sostener la presencialidad, tanto en la escuela como en las familias. Es por ello que la Sociedad Argentina de Pediatría y UNICEF instan a las autoridades a que esta decisión de la no presencialidad escolar por las razones epidemiológicas de público conocimiento, sea durante el menor tiempo y lo más sectorizado posible”, remarcan.

Dejá tu comentario