Irá a juicio el joven que volvió de viaje, fue a una fiesta y contagió a su abuelo

Sociedad

La Sala I de la Cámara Federal de Casación rechazó dos recursos de queja de Eric Torales, quien asegura que no sintió síntomas hasta unos días después. Su abuelo falleció.

Eric Torales, el joven que fue con coronavirus a un cumpleaños de 15 apenas regresó de Estados Unidos en marzo de 2020, y que se supone contagió a su abuelo que luego falleció, irá a juicio oral tras un fallo de Casación que dejó firme su procesamiento y embargo de 50 millones de pesos. “Hasta me di el gusto de bailar un buen rato… la fiesta tiene un significado afectivo muy especial conforme a las costumbres argentinas… era algo único e irrepetible”, estas fueron las palabras que por escrito había presentado como descargo cuando fue indagado.

La Sala I de la Cámara Federal de Casación rechazó dos recursos de queja interpuestos por la defensa de Torales, que tiene un pedido de la fiscalía para que se lo juzgue por violación de las normas que disponían el aislamiento obligatorio, pero también fue acusado por posible "propagación culposa de una enfermedad peligrosa y contagiosa" agravada por "haber resultado en enfermedad y muerte".

Su defensa insiste en que nunca fue probado que fue Torales quien contagió a los concurrentes, y solo admite haber violado las disposiciones de aislamiento.

La Cámara Federal de San Martín había confirmado el procesamiento y embargo de 50 millones de pesos que se le fijó. Ahora los camaristas de Casación Ana María Figueroa, Daniel Petrone y Diego Barroetaveña rechazaron un nuevo planteo de nulidad de ese procesamiento.

"Teniendo en cuenta que se encuentra debidamente verificado que el imputado violó el aislamiento obligatorio que debía cumplir en virtud de lo dispuesto por el DNU 260/2020, considero que también deberá responder por el delito de violación de medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una pandemia", concluyó el fiscal Santiago Marquevich en el requerimiento de elevación a juicio.

Eric Luciano Torales volvió de Estados Unidos en marzo del año pasado y fue a una fiesta de 15 de su prima en la localidad de Moreno. Se lo acusó de haber contagiado a unos 19 invitados.

Si bien en su momento se negó a declarar, la defensa de Torales ejercida por el abogado Guillermo Tiscornia presentó un escrito en el que explicó que regresó al país el 13 de marzo y, al día siguiente, asistió al cumpleaños de quince de su prima, al que concurrieron familiares.

Según el escrito, Eric “decidió ir ya que este tipo de eventos tiene un significado afectivo muy especial conforme las “costumbres argentinas” y porque constituía algo “único e irrepetible”.

Señaló que al momento de concurrir se sentía en perfecto estado de salud, tan es así que participó activamente y hasta se dio “el gusto de bailar un buen rato”. Que fue en los días sucesivos, cuando comenzó a tener fiebre y, siguiendo el protocolo del caso, hizo la consulta médica y fue internado en una Clínica Privada de la Capital Federal.

Según la defensa el 20 de marzo recibió la notificación de que era portador del Covid-19 y el 23 se le dio alta médica, con estricta obligación de cuarentena en su domicilio particular, lo cual cumplió rigurosamente.

Refirió que “nunca, jamás, hubiese imaginado que podría resultar ser portador del virus; y menos podría decirse que tuve la menor intención de contagiar absolutamente a nadie; y menos a personas que forman parte de mi entorno familiar”, dijo Eric en su descargo.

Temas