"Pastiketa": combo letal de drogas en fiestas electrónicas

Sociedad

Tras la muerte de dos jóvenes en una rave el fin de semana pasado, ahora trascendió que en algunas discos venden una combinación de éxtasis y ketamina por menos de 100 pesos.

Después de que dos hombres murieran por una intoxicación tras ir a la fiesta electrónica Ultra Music Festival, especialistas explicaron que la droga conocida como "éxtasis" está de moda en las discos combinada con Ketamina, mezcla bautizada "pastiketa".

Si bien aún no se conocieron los resultados de las autopsias que se le realizaron a los dos jóvenes de 28 y 30 años que murieron el domingo pasado en el hospital Argerich tras el Ultra Music Festival, se habló de un cóctel de drogas sintéticas y alcohol que habría sido una mezcla fatal.

Frente a esto, diario Perfil consultó a distintos especialistas que explicaron que la droga conocida como "éxtasis" está de moda en las discos y es furor la combinación con otras sustancias. 

El éxtasis estimula el sistema nervioso, genera aceleración cardíaca y alucinaciones. Cuando se lo combina con el LSD se forma la mezcla bautizada "pasti-peposa"; y cuando la mezcla es con la Ketamina (un anestésico veterinario) se forma la denominada "pastiketa".

Según la especialista en adicciones Geraldine Peronace, desde hace dos años aumentó el consumo de estas combinaciones y hoy son lo que más ingieren los jóvenes en las fiestas electrónicas.

"La 'pastiketa' produce los efectos del éxtasis que acelera y da una sensación de alegría y, sumada con el 'vuelo' que da la ketamina, se genera un efecto disociativo. Es decir, se distorsionan las percepciones visuales y auditivas y producen sentimientos de aislamiento o disociación del espacio", explicó. Respecto a la otra combinación, detalló: "En la 'pasti-peposa' el efecto del LSD refuerza al del éxtasis. Le suma al 'viaje' algo psicodélico gracias a los efectos del LSD, es decir, con más delirios y alucinaciones", puntualizó.

El precio de una "pastiketa" o una "peposa" puede variar según la fiesta electrónica, pero ronda entre los $ 80 y 100. Pese a que es obviamente ilegal, dentro y fuera del lugar bailable se pueden comprar.

Peronace dijo que los jóvenes no entienden de procesos, creen que todo es ya: "A veces pregunto ante cuadros de policonsumo ¿por qué tomaste tantas drogas juntas?, y la respuesta es porque me estaba aburriendo. Comprando sustancias creen que se aseguran una felicidad".
Para la toxicóloga del hospital Santojanni, Mónica Nápoli, "los consumidores tienen entre 25 y 35 años y no hay distinción de sexo".

Yanina, otra consumidora, de 26 años, y asidua a las fiestas electrónicas contó su experiencia: "En una fiesta consumo éxtasis para subir, una vez que estoy arriba puedo tomar algo con alcohol para bajar y al rato tomar ketamina y LSD para 'viajar' o juntas, según quiera". 

En cuanto a las razones del consumo, los especialistas coincidieron en que los números se incrementan año tras año porque los jóvenes sienten que ser consumidor les brinda identidad y estatus.

La licenciada en psicología a cargo de los tratamientos de recuperación de adictos de la Fundación Manantiales, Inés Valdez, reconoció que reciben muchos jóvenes que buscan recuperarse de su adicción y explicó que trabajan con los pacientes para entender el motivo del consumo.

"Muchos buscan algo nuevo, otros son consumidores porque creyeron que podrían controlarlo al pensar que era algo que sólo harían los fines de semana pero luego terminan consumiendo cualquier día", concluyó.

Temas

Dejá tu comentario