Ola de robos por Facebook en Mendoza: ahora asaltan y amenazan a una pareja

Sociedad

La modalidad de los delincuentes se repite: arreglan encuentros para compras o ventas por la red social Facebook y ahí se producen los robos.

Esta vez fue en la ciudad de Maipu, luego de varios asaltos en Mendoza capital, donde se produjo un robo a una pareja luego concertar un encuentro para una transacción.

Durante la jornada del martes, llegando a la noche, , en el interior del Barrio Renacer de Maipú, dos personas habían pactado una compra por medio de Facebook. Al llegar al lugar, dos sujetos bajo amenaza les sustrajeron 35 mil pesos y dos teléfonos celulares.

No es la primera vez que esto sucede en la provincia de Mendoza. La semana pasada hubo varios asaltos similares, siempre acordando los encuentros a través de la red social Facebook.

La sub comisaría Lorenz de Maipú tiene la jurisdicción del hecho. Interviene la oficina fiscal 15° de la Comisaría 47°, según informó diariomendoza.net.

También en Córdoba

"Ya se te va a pasar, Juancito, estoy disfrutando de tu platita, muchísimas gracias. Nos vemos", fue el mensaje final que Juan Pablo Mercatante escuchó el sábado pasado tras pasar horas de nervios e incertidumbre por la venta de un sofá. El emisor del saludo cargado de mofa le acababa de robar $108.000 en una estafa telefónica, y el damnificado quiso dar a conocer la historia para advertir al público. Esto sucedió en junio pasado.

Juan Pablo puso un sofá a la venta en el Marketplace de Facebook. Pidió $12.000 y enseguida apareció un candidato, para su sorpresa. "Me preguntó si tenía un número de contacto para comunicarse. Me pidió mi número de cuenta bancaria y si le podía mandar mi ubicación actual", contó el hombre en declaraciones televisivas.

"Me parecía todo redondo, porque siempre te hacen preguntas y no aparecen más. Aparece uno que se nota interesado, y uno ante la ilusión, accede", convino el danmnificado, que estaba en su lugar de trabajo al momento de la "compra" pero le mandó su CBU al supuesto cliente.

"Al ratito me manda una foto de un ticket supuestamente del Banco Galicia por la suma de $ 120.000, al minuto me vuelve a mandar otro audio... a mí en ningún momento me generó la duda de que me podía llegar a estar estafando", relató Juan Pablo. Sus compañeros de trabajo tampoco se la vieron venir cuando notaron el elevado monto que supuestamente había enviado el hombre.

Como era un sábado a la tarde las transferencias no se verían reflejadas hasta el lunes siguiente. Quizás por eso Juan Pablo le creyó al comprador, que en seguida le envió un audio en el que expresó al borde del llanto: "Juan, me podés atender, que hubo un error, mi esposa te mandó dinero de más".

"Me lloraba que la mujer estaba embarazada, que necesitaba el dinero, que la estaba pasando mal... A mí me conmovió su relato, mirándolo con el diario del lunes digo 'cómo me pudo haber pasado'. Aparte me llama una persona supuestamente del Banco Ciudad, con nombre y apellido, y me hablaba de tal manera que era creíble", recordó Juan Pablo.

El hombre recibió alrededor de 20 llamados de parte del supuesto empleado bancario que le reclamaba una solución inmediata a un error que recién se vería reflejado en la cuenta el lunes siguiente.

Los problemas económicos del estafador no le impidieron "transferir $ 120.000 por error" desde una cuenta del Banco Nación a nombre de Cristian Adrián Pérez, cuyo CUIL Juan Pablo también tiene. El hombre incluso comprobó que la persona que le robó está ubicada en algún lugar de Córdoba.

"Actuó con tal impunidad que me hizo ir hasta el cajero con mi tarjeta de débito. Le terminé mandando un dinero que él nunca me mandó, y justo se daba la casualidad de que yo tenía prácticamente ese monto. No llegaba, por eso él después acude a decirme si podía encontrar a una tercera persona para mandarle lo que faltaba", recordó el damnificado.

Juan Pablo hizo la denuncia el lunes de esta semana en la comisaría 32 de Parque Patricios, donde al principio no lo quisieron atender porque aún no había ido a lidiar con la burocracia de su banco, que lo dejó aún más en ascuas que el episodio del sábado pasado. "No puede ser que estas personas caminen por la calle", sentenció este martes el damnificado.

"Ya se te va a pasar, Juancito, estoy disfrutando de tu platita, muchísimas gracias. Nos vemos", se mofó a su vez el hombre con acento cordobés que puede o no ser Cristian Adrián Pérez.

Dejá tu comentario