Crimen de Lucas González: liberaron a dos policías mujeres

Sociedad

El Tribunal, en tanto, confirmó el procesamiento a cuatro policías por el encubrimiento del brutal crimen de Lucas González.

La Cámara del Crimen confirmó el procesamiento con prisión preventiva de cuatro policías de la Ciudad por el encubrimiento del asesinato del joven jugador de Barracas Central Lucas González. En tanto dictó la falta de mérito y ordenó la inmediata libertad para las dos mujeres de esa fuerza que habían sido procesadas.

Quedaron procesados camino al juicio oral y público Roberto Inca, Héctor Cuevas, Fabián Du Santos y Juan Romero. En cambio, la Cámara benefició con la falta de mérito y libertad a Micaela Fariña y Lorena Miño.

Todos habían sido acusados por falsedad ideológica y encubrimiento agravado por la condición de funcionario público por ser el delito precedente especialmente grave, que es el homicidio. También por la privación ilegal de la libertad de los otros jóvenes y las vejaciones cometidas.

La Cámara, que ya confirmó la prisión para los acusados de ser los autores del homicidio, dictó ahora un nuevo fallo tras la apelación de algunos de los policías imputados.

Los jueces Alberto Seijas, Julio Lucina y Mariano Scotto consideraron que hubo una alteración de la escena del crimen.

Para la Cámara, “es posible sostener, prima facie, la responsabilidad de Roberto Orlando Inca, Héctor Claudio Cuevas, Alberto Du Santos y Juan Horacio Romero en los hechos, pues conscientes de la ilegalidad del procedimiento que protagonizaron Isassi, Nieva y López, su actuación se enderezó con un claro rumbo a la alteración de la escena del crimen y con el preciso objetivo de encubrir el delito cometido, ayudando de ese modo a sus protagonistas a eludir la ley”.

“Se ha logrado probar con los alcances de esta instancia que en los minutos inmediatos posteriores a la ocurrencia del crimen, las máximas autoridades intervinientes eran conscientes que no se hallaban ante un “enfrentamiento armado”; por el contrario, las comunicaciones transcriptas lo descartan rotundamente y exhiben el convencimiento internalizado de los interlocutores en que ese planteo no se compadecía con la verdad de los hechos”, advirtió la Càmara.

Pese a saber de la inexistencia de ese ataque a los efectivos policiales, promovieron la consulta judicial con esa hipótesis del caso, “aportando información falaz y de ese modo privaron ilegalmente de la libertad a los menores que habían sufrido la agresión arbitraria, colocando a Issasi, Nieva y López en una situación protegida, de víctimas y alejados -al menos inicialmente- de cuestionamientos sobre su actuar”, señaló la Cámara.

Lucas González - Amigos (2).jpg

La situación de Micaela Soledad Fariña y Lorena Paola Miño

Al dictar el procesamiento de Fariña y Miño, el magistrado de primera instancia ponderó que fueron las primeras en llegar al lugar , que los menores les pidieron auxilio atemorizados y en estado de shock, todo lo cual no se compadecía con el hecho de enfrentamiento anunciado.

Las defensas alegaron que la actuación de las funcionarias se ciñó al cumplimiento de su deber, en lo que a la aprehensión inicial de los jóvenes refiere, y que inmediatamente después se abocaron al resguardo del perímetro.

Asimismo, la defensa de Miño aludió que para entonces la nombrada solo poseía tres meses de antigüedad en la fuerza.

La Cámara resolvió que “no se vislumbra ni ha sido ponderado ni alegado por las partes, la existencia de una comunicación que las relacione con el despliegue realizado por sus coimputados, ni que permita afirmar que hayan tenido el conocimiento que ellos sí tenían de que no había ocurrido un enfrentamiento armado como se había informado instantes antes”.

“En estas condiciones, ante el peritaje pendiente sobre los rastros hallados en el vehículo y la inconsistencia del cuadro incriminante necesario para sostener el auto dictado, se resolverá la falta de mérito para procesar o sobreseer a Lorena Paola Miño y Micaela Soledad Fariña, disponiendo su inmediata libertad”.

En la causa quedarán 14 policías detenidos, tres de ellos acusados del homicidio de Lucas González y de la tentativa de homicidio de los amigos que iban con el joven.

La misma Sala 4 de la Cámara, con otra integración, el 28 de diciembre de 2021 confirmó los procesamientos de Gabriel Alejandro Isassi, Juan José Nieva y Fabián Andrés López como coautores del crimen.

Se tuvo por probado que los imputados ocupaban un vehículo Nissan Tiida no identificable como móvil policial, vestidos de civil y sin emitir voz de alto ni exteriorizar su condición de preventores persiguieron e interceptaron ilegítimamente al automóvil Volkswagen Suran en el que transitaban Julián Alejandro Salas como conductor, Lucas Santiago González en el asiento del acompañante y Niven Huanca Garnica y Joaquín Zuñiga Gómez en la parte posterior.

Los cuatro jóvenes de 17 años habían finalizado su entrenamiento matutino en el Club Barracas Central y regresaban a sus hogares por la Avenida Iriarte, tras haberse detenido unos instantes en un kiosco a comprar dos jugos.

En esas circunstancias el vehículo de los imputados, que circulaba en paralelo los fue encerrando, ante lo cual Salas accionó la bocina en la creencia de que su conductor estaba distraído.

Sin embargo, aquellos se adelantaron y atravesaron con su automóvil al de los menores a metros de la Avenida Vélez Sarsfield impidiéndoles el paso, para luego descender portando armas de fuego. Ello atemorizó y provocó el intento de huida de los damnificados, momento en que los funcionarios efectuaron numerosos disparos, uno de los cuales impactó en González y causó su posterior fallecimiento. En todo momento, los menores pensaron que estaban siendo asaltados.

Embed

Dejá tu comentario