Por una cautelar de Santiago Lara, Dalma y Gianinna no disponen de los restos de Maradona

Sociedad

A través de su abogado, el presunto hijo de Diego Maradona una cautelar de cara a reclamar la paternidad del "10".

Lamentablemente, la temprana muerte de Diego Maradona dejó algunas cuestiones no resueltas en torno a él. Santiago Lara es un joven de La Plata que dice ser hijo del ex futbolista. Su madre, Natalia Garat, era una modelo cuando, siempre según el relato del joven, habría tenido una relación con el genio del fútbol mundial. A los 23 años ella enfermó de un cáncer de pulmón y, en su agonía, le contó a su pareja, Marcelo Lara, que el chico era hijo del ex futbolista. El muchacho tenía tan solo tres años.

El año pasado la historia de Santiago volvió a tomar carácter público cuando Matías Morla, abogado de Diego, admitió que era posible que el joven fuese hijo del astro del fútbol y comunicó sus intenciones de colaborar para que se sepa la verdad.

Tras la muerte de Maradona, el joven solicitó que se designe un perito especialista en examen de tipicidad de ADN con el objetivo de establecer los porcentajes de compatibilidad de su cliente y del ex futbolista, y que los restos del Diez sean trasladados a la morgue de La Plata “para su conservación”.

Solicito que se resuelva con carácter urgente la medida cautelar consistente en una medida de no innovar para que los familiares directos y/o terceros no tengan plena disposición de los restos cadavéricos de mi difunto padre, para que el cuerpo sea conservado, evitando así la posible cremación del mismo, hasta la realización de la prueba de ADN”, se especifica.

José Nuñez, abogado de Santiago Lara, aseguró que la justicia dio lugar a esta cautelar en Bien Arriba por Radio 10: “Nos han notificado que resolvieron una cautelar urgente de no innovar sobre los restos mortales de Diego Armando Maradona. Es decir, nadie dispone de sus restos, por ejemplo, para una futura cremación. Por el tema de la prueba genética ordenada”.

De esta manera, los restos de Maradona pueden ser exhumados a los fines de hacer la prueba de ADN correspondiente y, hasta que no se solucione esta situación, queda en manos de la Justicia y no de los hijos hasta nuevo aviso.