Un cohete chino está a punto de reentrar en la atmósfera de la Tierra: caerá de forma descontrolada

Sociedad

La nave fue lanzada la semana pasada y a su regreso a la Tierra algunas de sus piezas más grandes podrían atravesar la atmósfera y causar daños.

El Pentágono está rastreando un gran cohete chino que está fuera de control y listo para volver a entrar en la atmósfera de la Tierra este fin de semana, lo que genera preocupaciones sobre dónde pueden impactar sus desechos.

"Se espera que el cohete entre en la atmósfera de la Tierra alrededor del 8 de mayo", según un comunicado del portavoz del Departamento de Defensa Mike Howard, quien dijo que el Comando Espacial de Estados Unidos está rastreando la trayectoria del cohete.

El gobierno lanzó el Long March 5B el pasado jueves desde Wenchang, provincia de Hainan, en el inicio de la construcción de una nueva estación. Sin embargo desde la NASA dijeron que la trayectoria de la nave no se dio de forma regular y que ahora están en alerta por el lugar en que sus deshechos puedan caer, impactar y representar una amenaza.

cohete chino

El núcleo de 30 metros de altura del Long March 5B se prepara para una de las mayores reentradas incontroladas de la historia dado que no fue diseñada para ser dirigida, por lo que no tiene una trayectoria para caer en el mar en un punto predeterminado.

Según publicó CNN, el punto en que el cohete entrará a la atmósfera no puede ser identificado hasta horas antes de su llegada, por lo que el monitoreo de la NASA es minuto a minuto.

cohete chino

Dónde y cuándo caerá

“Esperamos que vuelva a entrar en algún momento entre el 8 y el 10 de mayo. En ese período de dos días, da la vuelta al mundo 30 veces. Está viajando a 30.000 kilómetros por hora. Entonces, si estás a una hora de adivinar cuándo baja, estás a 30.000 kilómetros de decir en qué punto”, explicó Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard.

Asimismo, el experto destacó que esta condición, esta velocidad, hace casi imposible predecir con exactitud el lugar en que impactará. De todos modos, indicó que la posibilidad de riesgo es real aunque disminuye si se piensa como posibilidad de perjudicar a un individuo.

Embed

Sin embargo, pese a la falta de información certera sobre su destino final, la superficie de la Tierra puede ser un indicador clave a tener en cuenta para bajar las ansias sobre el rumbo de este cohete y también llevar tranquilidad a la población, que pese a las noticias al respecto de todos modos se encuentra preocupada por el hecho.

“No creo que las personas deban tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que impacte a alguien es pequeño, no insignificante, podría suceder, pero el riesgo de que impacte es pequeño. No representa una amenaza personal”, dijo el astrofísico y tras ello dio un pronóstico: “Si alguien quiere apostar en qué lugar de la Tierra aterrizará, que apueste por el Pacífico, porque es la parte más grande de la Tierra. Es así de simple”.

Temas

Dejá tu comentario