Bloquean fábricas de alimentos: podría afectar la distribución de productos

Sociedad

Los sindicalistas reclaman aumentos de sueldos y amenazaban con extender las protestas durante 48 horas. Levantaron la medida de fuerza porque el gobierno dictó la conciliación obligatoria.

Los gremios de la Alimentación nucleados en la Federación de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (FTIA) bloquearon fábricas y amenazaban con extender la protesta durante 48 horas hasta que el Gobierno dictó la conciliación obligatoria. Levantaron la medida de fuerza, pero reclaman mejoras salariales.

bloqueo alimenticias

Tras el fracaso de la paritaria, decidieron impedir la salida de camiones con productos. El gremio consiguió en abril un aumento del 16% en dos tramos, entre marzo (9%) y abril (7%), con un acumulado del 304% entre mayo 2023 y abril 2024 (los 12 meses que dura la paritaria).

No se descarta que la Federación convoque a una movilización a la puerta de la sede de la cámara COPAL, para exponer las demandas y presionar para que se cierre el aumento salarial correspondiente a mayo.

En un comunicado informaron que “ante la falta de avance en las negociaciones paritarias nacionales y las reiteradas negativas de la Federación de Industrias de productos alimenticios y afines” decidieron la realización de paros “de dos o más horas por turno” a partir de la medianoche del miércoles.

Ratificaron la necesidad de acordar un aumento de sueldos que “preserve el poder de compra y permita superar la constante y persistente suba de precios en productos y servicios, que vienen perjudicando el salario de las trabajadoras y trabajadores del sector”.

El Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación de Buenos Aires respaldó los paros por turno. Su secretario General, Rodolfo Daer, advirtió: “Estamos viviendo la peor etapa de la vida democrática de nuestro país y creo que tenemos que mostrar las uñas, los dientes”.

Por su parte, el secretario General de la Federación, Héctor Morcillo, planteó: “Tratamos de buscar una salida a nuestros reclamos, sosteniendo el diálogo con los empresarios”, pero adelantó: “No recibimos una respuesta satisfactoria, por lo que dimos paso a las medidas de fuerza que habían sido aprobadas por un plenario de secretarios Generales, donde se le otorgó el mandato al Consejo Directivo para decidir las protestas que crea convenientes y necesarias”.

Embed

Dejá tu comentario