Por el temporal, hay nueve puentes colapsados en Tucumán

Sociedad

Varias poblaciones tucumanas quedaron incomunicadas por la caída de nueve puentes, afectados por la presión de las aguas, mientras las lluvias no cesan y las inundaciones afectan a nuevas localidades y barrios de la capital provincial.

La intensa tormenta que se produjo el martes provocó el crecimiento intempestivo del río Lules, de la ciudad homónima, ubicada a 25 kilómetros al sudoeste de la capital, a la que no se puede acceder por la ruta 301 debido a la caída del puente.

Este paso es el más utilizado para unir ese municipio con San Miguel de Tucumán, por lo que la situación genera numerosos inconvenientes para quienes trabajan o estudian en la capital provincial.

En este sentido, Juan Bertolini, jefe de los Bomberos Voluntarios de Lules, detalló que la caída de parte del paso se produjo alrededor de las 2.30 y, por el avance de las aguas del río, debieron ser evacuadas 20 familias del barrio "2 de Abril".

Las familias fueron trasladadas hacia el complejo deportivo que tiene en la zona el sindicato de Camioneros. "Estamos atravesando una situación muy grave", evaluó el intendente de Lules, César Dip, quien reconoció que "la crecida del río es impresionante" y no recuerda "antecedentes de estas características".

Las constantes lluvias incrementaron los caudales de los principales ríos de la provincia y ya son nueve los puentes que colapsaron debido a la presión ejercida por el agua.

Las primeras estructuras que cedieron este fin de semana fueron las ubicadas sobre el río La Sala (ruta 305), que une El Sunchal con Villa Padre Monti y Río Nio, además del terraplén de acceso al puente sobre el río Calera (ruta 321).

La crecida del río Jaya arrasó luego con dos puentes que no soportaron la fuerza de las aguas: el del Parque Nacional Campo de Los Alisos y el de La Sala.

En las últimas horas, las aguas se llevaron el paso sobre el río Zerda, en la ruta 307, y el río Lules derrumbó parte del puente sobre la ruta 301 y el antiguo puente ferroviario, mientras que el río Caspinchango deterioró las bases del puente que lo cruza sobre la ruta 324.

Otro puente ubicado en la ruta 340, en el tramo que une San Javier con Raco, no soportó la presión del agua y cedió a la altura del Valle de San Javier, quedando interrumpido el transito de vehículos.

Los daños que sufrieron los puentes sólo afectaron la comunicación interna entre diferentes localidades de la provincia, pero no alteraron la entrada y salida de vehículos a la provincia por las rutas nacionales.

"Las vías de comunicación con Salta por el norte y con Santiago del Estero por el sudeste, vía Termas de Río Hondo, es normal", dijo a Télam el director de Vialidad Provincial, Raúl Basilio, quien destacó que también está en buen estado el camino Tucumán-Catamarca.

Basilio informó que cerca del mediodía fue habilitado el camino hacia la zona de los valles, por donde se puede llegar a Salta vía Cafayate.

Dejá tu comentario