Mariana Leiva
Mariana Leiva
¿Pasamos Navidad con tus viejos o con los míos? ¿Nos quedamos en casa solos mejor? ¿Celebro el Año Nuevo con la familia o con mis amigos? ¿Qué fiesta pasan con vos los nenes y cuál conmigo? Cada año, por estos días, éstos suelen ser los temas de debate en muchas familias argentinas. Pero este 2015 termina con un interrogante aún mayor: ¿cuánto costará la cena de Fin de Año?

Es que, especulación mediante por el temor una casi segura devaluación, es imposible prever cuál será el precio de muchos de los productos que no pueden faltar en la mesa navideña.

La cena de las Fiestas de este año se ubicaría entre los 400 y 700 pesos para cuatro personas, de acuerdo a un relevamiento realizado por minutouno.com en diversos comercios y tiendas online de supermercados líderes. Ese importe variará dependiendo de cada familia y sus preferencias de consumo. El precio mínimo estaría arriba de los $500 si agregamos un vino y un espumante para el brindis, y hasta trepar a los $1500 si decidimos invertir un poco más en la bebida. Y esto si contar la mesa de dulces.

Pensemos en una mesa navideña con una entrada de vitel tonné ($50/250 gramos); un plato principal de lechón ($200/ 2 kilos), pavita ($250/ dos kilos) o parrillada (unos $310) con ensalada rusa (casi $30) y de tomate y lechuga (cerca de $20); ensalada de fruta (unos $85), como postre; y la mesa de dulces (garrapiñadas, turrón y demás), alrededor de $200.

Eso es lo que costaría la mesa navideña comprando con los precios actuales pero ¿se puede afirmar que esos precios se mantengan hasta fin de año?. "Imposible, la especulación es muy grande", coinciden los comerciantes relevados.

Lo mismo indicó el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de Capital Federal, Alberto Williams, a minutouno.com. "Es imposible prever cuál será el precio de la carne para la cena de estas Fiestas porque, a la suba habitual de la época, se suma la especulación asociada a la devaluación", destacó.
"Es imposible prever cuál será el precio de la carne para la cena de estas Fiestas"
El dirigente señaló que, en un asado a 105 pesos por kilo, que es el precio actual de mercado, se está considerando un dólar a 14 o 15 pesos, que es la cotización que se estima tras una posible devaluación".

asado.jpg

Sin embargo, Williams se mostró esperanzado que, contra todo pronóstico resignado de los consumidores, los precios puedan bajar hacia final del año "a raíz de la caída que está habiendo en la demanda (es decir, los consumidores están dejando de comprar debido a los incrementos)".

El empresario de la carne Alberto Samid también planteó la posibilidad de que los precios se retrotraigan a noviembre pero –desde su postura- no ya por el mercado sino por una decisión del nuevo gobierno.

Remarcó que "es muy bueno lo que dijo el ministro de Economía (Alfonso Prat Gay) que es retrotraer los precios a noviembre (que es cuando comenzó la especulación con los precios), y esperemos que lo haga porque no había justificativo para las subas. A la clase baja y media baja no le cierran estos números, no llegan a fin de mes, es imposible".