La Confederación Sudamericana de Fútbol evalúa dejar a una lado la sanción dispuesta para Boca por del gas pimienta frente a River.

Luego del episodio del gas pimienta ocurrido en la pasada Copa Libertadores en cuartos de final ante River, Conmebol decidió sancionar con cuatro partidos como local a puertas cerradas y otros cuatro sin que sus hinchas concurran de visitante.

El presidente de Boca, Daniel Angelici, había realizado una gestión ante el paraguayo Juan Ángel Napout, quien le había dado el visto bueno para que no haya castigo, aunque surgió la incógnita porque fue detenido por el escándalo de corrupción en la FIFA.
Sin embargo, todo parece indicar que Valdez, que se presentará en las elecciones del mes próximo para ocupar el cargo de manera permanente, seguirá esa misma línea. Según trascendió, Conmebol hará oficial si mantiene o no el castigo en enero.