Que vuelve, que no vuelve...Daniel Osvaldo parece encaminarse a ser el nombre más comentado en el mercado de pases estival en el fútbol argentino. Por eso, y ante las versiones cruzadas sobre su futuro, el delantero decidió romper el silencio y aclarar su situación.
"Jamás le pediría a Boca algo que no pueda pagar. El que tiene que arreglar las cosas soy yo con el Porto. A Boca sólo le pedí tiempo", manifestó el jugador en diálogo con America&Closs.

En los últimos días, y luego de que su regreso pareciera una realidad, comenzó a circular una versión que hablaba de que el Xeneize no podía pagar lo que Osvaldo pedía y que por eso seguiría jugando en el Porto de Portugal.

En este sentido, el delantero confirmó que se encuentra negociando su salida del club portugués, que mantiene una importante deuda con él y que se tomará hasta los primeros días de enero para terminar de definir su situación. Su voluntad, claro está, es volver a vestir la camiseta xeneize.

"Puede ocurrir que ellos me pidan que me quede para que cancelen la deuda", se sinceró Osvaldo, quien igualmente dejó claro que no está en sus planes continuar en tierras lusas.

Con respecto a su posible vínculo con Boca, el jugador de 29 años aseguró que, de concretarse, "no va a ser por seis meses porque no tendría sentido. Va a ser por un poquito más. Uno año y medio podría ser".

"Me quedó una cuenta pendiente con Boca. No me fue mal en mi primera etapa, pero sé que puedo dar mucho más. Necesitaba estar tranquilo allá en Portugal para calmar las cosas y mirar todo desde afuera",
completó Osvaldo, quien se encuentra a la expectativa para intentar capitalizar su gran anhelo de volver a vestir la azul y oro.