Los prófugos del triple crimen de General Rodríguez, o por lo menos uno de ellos Cristian Lanatta, volvieron a la zona sur del conurbano el jueves a la tarde tras balearse en la madrugada con dos efectivos de la policía que los pararon en un control en la localidad de Ranchos.
11393_suegralanatta.avi
Según informó Mauro Szeta en diálogo con C5N, Cristian Lanatta visitó ayer por la tarde a su ex suegra en Quilmes y, bajo amenaza, le robó una camioneta Kangoo con la que habría escapado. Esto, según lo que dijo la ex mujer de Lanatta, Ana Laura Montiel, que efectuó la denuncia en la DDI de Quilmes.

Además, otro indicador que está siendo analizado por los investigadores es el hallazgo de una camioneta Ranger incendiada en Bosques, Florencio Varela. Si bien aún no acreditaron que se trate del rodado que usaron los prófugos cuando balearon a los policías, si trascendió que una mujer no identificada la manejó hasta el lugar y con un dispositivo la prendió fuego y luego se subió a una camioneta utilitaria que podría ser la Kangoo que Cristian Lanatta le robó a su ex suegra.

Por último, Szeta dijo que la idea del viaje a Ranchos habría tenido una motivación: era parte del plan refugiarse en una quinta de General Lavalle, a la que Martín Lanatta había ido antes de ir preso y que funciona como un coto de caza.