El hecho ocurrió en una casaquinta, en la localidad de Melchor Romero, en una fiesta que según la comuna local "no había sido autorizada" para su realización pero que los organizadores "desoyeron en dos oportunidades " las advertencias.
La joven, de nombre Jésica, murió ahogada este lunes a la madrugada al caer en una pileta durante una fiesta clandestina en una casaquinta en las afueras de La Plata y la Justicia investiga no sólo a los responsables del hecho sino el rol que tuvo el municipio platense en los controles de este tipo de eventos.

El hecho ocurrió en una casaquinta situada en 520 entre 159 y 160, en la localidad de Melchor Romero, partido de La Plata, en una fiesta que según la comuna local "no había sido autorizada" para su realización pero que los organizadores "desoyeron en dos oportunidades " las advertencias.

La fiesta se organizó y difundió a través de las redes sociales, donde se la promocionaba bajo el lema "Vení y rompé todo" por lo que voceros comunales detallaron que enviaron al propietario del lugar, los días 30 y 31 de diciembre pasado, sendas notificaciones que fueron desoídas.

Embed
Los voceros refirieron que a las 4 de la madrugada, los inspectores constataron que el evento se realizaba igual, por lo que procedieron a la clausura del lugar, aunque dos horas después regresaron y la fiesta continuaba, a pesar de la faja de clausura.
En este marco, y por causas que aún se investigan, una joven mayor de edad, cuya identidad no trascendió, murió ahogada en la pileta del lugar.
Al respecto, el juez de garantías de La Plata César Melazo, a través de su cuenta oficial en Twitter, efectuó duras críticas hacia la comuna platense por su rol en los controles de estas fiestas.
"A las 3.59 advertí que esta fiesta ilegal estaba funcionando, la municipalidad y la policía municipal se fueron a la una cuando no hay nada", tuiteó Melazo y agregó :"Esta muerte de esta joven debe provocar el escarmiento a los coimeros imbéciles que nada hicieron policía municipal y control urbano" .
El hecho, caratulado averiguación causal de muerte, es investigado por el fiscal penal de La Plata, Alvaro Garganta.