Los empleados municipales calificaron de "disparate" la decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de suspender la ley de paritarias por 180 días. En repudio a la medida, marcharán hasta la Legislatura bonaerense.
Los empleados afiliados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizarán este martes una "jornada provincial de protesta", que incluirá una marcha hacia la Legislatura bonaerense, en rechazo a la suspensión por 180 días de la ley que disponía el inicio de las negociaciones paritarias municipales.

En este sentido, el secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi, aseguró que la decisión que adoptó la gobernadora María Eugenia Vidal es "un disparate", ya que la provincia de Buenos Aires "no tiene la potestad de suspender una ley a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia".

Embed
Y agregó: "Lo que se quiere hacer es poner en la congeladora la paritaria municipal, no se quiere que entre en vigencia. No es casualidad que el decreto de la gobernadora salga el día 5, cuando el 6 se ponían en marcha la paritaria".
Lo que se quiere hacer es congelar la paritaria municipal
Vale recordar que a través del decreto 26 firmado por la gobernadora Vidal, la Provincia suspendió la aplicación de la Ley 14.656, votada el año pasado por la Legislatura bonaerense, que disponía el inicio de las negociaciones paritarias en los municipios, y que entraba en vigencia el 6 de enero.

La norma establece además que en un plazo de hasta cinco años al menos el 80 por ciento de los municipales de comunas bonaerenses deben tener garantizada la estabilidad laboral, cuando la media actual es de un 50 por ciento de precarizados, y establece que los sueldos comunales no pueden ser inferiores al salario Mínimo, Vital y Móvil.

"Es un mamarracho jurídico que a través de un decreto de necesidad y urgencia se suspenda la ley, porque la provincia de Buenos Aires no tiene esa potestad", se quejó De Isasi.

Los estatales tienen previsto concentrarse a las 8 en la bajada de la autopista Buenos Aires - La Plata, en la capital provincial, y a media mañana marchar hasta la Legislatura bonaerense, para reclamar la suspensión del decreto.