Los hermanos Lanatta y Víctor Schillachi serán indagados este miércoles por el fiscal que investiga el ataque a tiros de dos efectivos de la policía bonaerense en la madrugada del pasado 31 de diciembre de 2015 en Ranchos.

Las indagatorias se llevarán a cabo desde las 10 en el Penal de Ezeiza, donde los condenados por el triple crimen de General Rodríguez cumplen el arresto tras ser recapturados, hasta donde se trasladará el titular de la fiscalía descentralizada de Brandsen, Mariano Sibuet.

El fiscal se presentará personalmente en compañía de un instructor judicial e indagará a los acusados por los delitos de "doble homicidio agravado por el uso de armas en grado de tentativa y resistencia a la autoridad", por el ataque a tiros en el que resultaron heridos los policías Fernando Pengsawath (23) y Angelina Lucrecia Yudati (33).

Los policías Pengsawath y Yudati fueron heridos a balazos cerca de las 4 del pasado 31 de diciembre, cuando realizaban un control de tránsito en el kilómetro 100 de la ruta provincial 20, en la localidad bonaerense de Ranchos.

Según pudo observarse en las imágenes de una cámara de seguridad instalada en ese tramo de la ruta, los agresores se movilizaban en una camioneta Ford Ranger oscura y, al ser detenidos por los policías para identificarlos, descendieron del vehículo y comenzaron a disparar contra ellos, tras lo cual volvieron a subir y huyeron.

Pengsawath recibió un disparo en el abdomen, en tanto que Yudati sufrió heridas en el tobillo izquierdo y en el pie derecho.

Según confirmó el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, los autores de los disparos fueron los hermanos Christian (42) y Martín Lanatta (44) y Víctor Schillaci (35), quienes cuatro días antes habían escapado del penal de General Alvear donde se hallaban cumpliendo la condena a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez.

La causa cuenta con otros dos detenidos, acusados de adulterar y luego facilitar la camioneta Ford Ranger en la que se trasladaban los Lanatta y Schillaci.

Se trata del comerciante Raúl Lorenzetti (58) y su socio Héctor Wagner (54), detenidos en la quinta de la localidad bonaerense de Chascomús del primero, en donde el fiscal cree que se llevó a cabo la maniobra de adulteración.