El cordobés Pablo Prigioni robó nada menos que 8 pelotas en el partido que Los Angeles Clippers le ganó a Miami Heat 104-90 y se convirtió en el primer jugador en los últimos treinta años años de NBA que alcanza tal cifra en menos de 20 minutos de juego.

Embed
Es inusual cantidad de robos llevó a Prigioni a destacarse en el partido del Staples Center en menos de 16 minutos de juego y pese a sumar dos puntos tras haber anotado en el único lanzamiento que hizo.

El resto de los números del base cordobés fueron dos asistencias, dos rebotes, una falta personal y una pérdida. Cole Aldrich, de los Clippers y Gerald Green, de los Heats, fueron los goleadores del partido.

Los Clippers suman 26 triunfos y 13 derrotas y siguen cuartos en la Conferencia Oeste, donde, el campeón y puntero, Golden State Warriors perdió su tercer partido de 39 que jugó al caer en su visita a Denver Nuggets 112-110.