Daniel Angelici y Matías Lammens llegaron a un acuerdo para que el partido entre Boca y San Lorenzo que estaba previsto para el 3 de febrero se juegue en 10.
En un principio la disputa por la fecha de la Supercopa Argentina había sido polémica puesto que ambos equipos no lograban ponerse de acuerdo al respecto, La Asociación de Fútbol Argentino había dispuesto al fecha para el 3 de febrero, mientras que el Ciclón quería pos ponerlo una semana.

Matías Lammens y Daniel Angelici se reunieron para definir la nueva fecha y llegaron a el acuerdo de que finalmente el partido se juegue el 10 de febrero.

Este trofeo, que se disputa entre el ganador del torneo nacional y el vencedor de la Copa Argentina, bien podría haber sido adjudicado directamente a Boca, ganador de ambos torneos, pero en estos casos se invita a jugar al subcampeón del torneo local que es San Lorenzo.