La jueza federal y ex esposa del fiscal fallecido hace un año aseguró este martes que "Alberto fue víctima de un homicidio que estuvo relacionado con su función".
Asimismo, dijo percibir un avance en la investigación y manifestó esperar "que el Poder Judicial esté a la altura de las circunstancias".

El lunes por la tarde funcionarios del Gobierno nacional, legisladores y dirigentes políticos, entre figuras de distintos ámbitos, participaron de la concentración en conmemoración del fallecido fiscal y en reclamo del esclarecimiento de su muerte. Marcela Arroyo, tía de las hijas de Alberto Nisman, leyó una de breve carta de Iara y Kala en la que agradecieron por el homenaje realizado a su padre fallecido hace un año.

En el acto realizado en la plaza Alemania, en el barrio porteño de Palermo, Arroyo indicó que las hijas de Nisman decidieron "pasar" el día "en forma íntima" para "recordarlo de un modo feliz", según indicaron en el mensaje.

En tanto, el fiscal general Ricardo Sáenz reclamó que se "esclarezcan las circunstancias" de la muerte de Alberto Nisman para que el país "recupere los principios republicanos", al remarcar que eso no será posible si se "arrastra esa deuda".

Al participar del acto de homenaje a Nisman en el marco del primer aniversario de su muerte, Sáenz, vicepresidente de la Asociación de Magistrados, señaló que la denuncia del fallecido fiscal contra la entonces presidenta Cristina Kirchner por "encubrimiento" del atentado a la AMIA es "mucho más grave" que la causa por Hotesur, que alcanza a la ex mandataria.

De la concentración participaron la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. También estuvieron presentes el senador radical Julio Cobos; la titular de la Oficina Anticorrupción; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y la madre del fallecido fiscal, Sara Garfunkel.

En cambio, no participaron de la ceremonia el presidente Mauricio Macri y la canciller, Susana Malcorra, quienes se encontraban con los preparativos para su viaje a la ciudad suiza de Davos, donde participarán del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).