La relación entre Jorge Sampaoli y la Selección chilena está llegando a su fin ya que finalmente arribó a un acuerdo con la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) para pagar una cláusula de rescisión inferior en un 90 por ciento a lo pactado originalmente.
Tras una reunión que se efectuó entre los abogados del entrenador argentino y directivos de la ANFP se llegó a un principio de acuerdo para sellar su salida, que se centró en los 6,3 millones de dólares que debía cancelar el técnico para finalizar su contrato con la Roja de forma anticipada, monto que habría sido reducido considerablemente para así sellar la partida.

Finalmente, el monto que tendrá que pagar Sampaoli se redujo a 600 mil dólares y lo que resta por dilucidar es la forma en que el ex entrenador de la Universidad de Chile cancelará dicho monto.

Cabe recordar que Sampaoli siempre mostró su negativa respecto de cancelar la cláusula que lo ligaba a la Selección, por lo que por momentos se barajó la posibilidad de resolver su salida por la vía judicial. Sin embargo, el propio DT lamentó la forma en que se trató el tema de su inminente salida de la Roja, e incluso aseguró que esperaba "resolverlo de buena manera".

El argentino se va cancelando un monto mucho menor al estipulado desde un comienzo y sólo resta ultimar los últimos detalles entre la ANFP y sus representantes legales.

Sampaoli
Al conocerse este arreglo, en Chile estallaron las redes sociales cuestionando severamente al flamante presidente de la ANFP, Arturo Salah, justamente ex entrenador del Seleccionado chileno, por su "permeabilidad" y falta de firmeza para resolver el asunto.

También desde los dos costados de la prensa y la opinión pública se clamó por el retorno de Marcelo Bielsa o, en su defecto, la llegada de Manuel Pellegrini, que podría dejar el Manchester City si se confirma la llegada al club inglés del español Josep Guardiola.

Mientras tanto Sampaoli ya tiene ofertas de la Roma, mientras que aceitó otros contactos europeos en su reciente paso por Zurich, cuando estuvo ternado junto a Luis Enrique (fue el ganador) y Guardiola para el premio que la FIFA y el diario francés L'Equipe otorgaron al mejor entrenador de 2015.

El DT de 56 años logró con la Universidad de Chile la Copa Sudamericana 2011 y con el Seleccionado de ese país la reciente Copa América de 2015 en su propia tierra, siendo estos, junto con el título de la Libertadores alcanzado por Colo Colo en 1991 los tres logros más importantes del fútbol chileno.

Además, llevó a Chile al Mundial de Brasil, donde cumplió una loable actuación, siendo eliminado por el Seleccionado local en definición por tiros penales en los octavos de final.