A través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, el ministerio de Energía dio a conocer el nuevo esquema de precios que regirá desde el 1° de febrero en todo el país.

El gobierno nacional aprobó este miércoles las nuevas tarifas para la energía eléctrica que comenzarán a regir el próximo lunes. El nuevo esquema contempla aumentos máximos de entre 200 y 300 por ciento para los clientes de mayor consumo y fija una tarifa social para los clientes de menores recursos.

A través de la resolución 6/2016 publicada en el Boletín Oficial, el Ministerio de Energía dio a conocer la Reprogramación Trimestral Definitiva para el período febrero-abril de 2016. La misma incluye un esquema de incentivos para quienes consuman menos energía (Plan Estímulo) y una tarifa social para personas con recursos insuficientes.

Habrá una tarifa social para los clientes de menores recursos

Sin embargo, para aquellos que consuman más de trescientos kilovatios habrá fuertes incrementos, entre 200 y 300 %, mientras que el valor de la factura se reducirá si el consumo es menor a los 300 Kw (kilovatios).

Según la normativa, en los últimos años "el abandono de criterios económicos en la definición de los precios del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) distorsionó las señales económicas, aumentando el costo de abastecimiento, desalentando la inversión privada de riesgo dirigida a incrementar eficientemente la oferta y restando incentivos al ahorro y el uso adecuado de los recursos energéticos por parte de los consumidores y usuarios".

"Simultáneamente, sólo una proporción menor del costo de abastecimiento fue afrontado por la demanda de energía eléctrica, recurriéndose a los recursos del Tesoro Nacional para cubrir la porción sustancial de dicho costo, lo que contribuyó significativamente a una presión tributaria progresivamente creciente sobre el conjunto de la población, situación que en la actual magnitud deviene insostenible".

La actualización de las tarifas ocurre "ante el desfasaje existente entre los costos reales y los precios vigentes, y considerando las posibilidades de pago de los usuarios y la conveniencia de prevenir un impacto negativo en la economía nacional".

Asimismo, en la normativa que lleva la firma del ministro Juan José Aranguren se incorpora "a través del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), un sistema de incentivos que se traducirá en un mecanismo de disminución del precio de la energía sancionado como contrapartida del esfuerzo de cada usuario residencial en la reducción del consumo innecesario".

La medida toma en cuenta que "parte de la demanda de usuarios finales carece de capacidad de pago suficiente para afrontar los precios establecidos con carácter general", por lo que se definió "un volumen de energía del total de los Agentes Prestadores del Servicio Público de Electricidad a un precio denominado de Tarifa Social, para ser transferido a precio mínimo a quienes integren dicho universo de usuarios finales según los criterios de calificación y asignación que comunique el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación".

Por otra parte, se indicó que el acceso a los precios mayoristas reducidos para Tarifa Social y estímulo al ahorro estará condicionado al cumplimiento de las obligaciones de pago en el MEM a cargo de los prestadores del servicio público de electricidad, exigibles desde la entrada en vigencia de esta resolución.

Los Agentes Distribuidores y prestadores del servicio público de electricidad que tengan a la fecha deudas con Cammesa con una mora superior a 30 días corridos, deberán en adelante garantizar el pago de sus adquisiciones mediante cesión de sus créditos por cobranza u otro mecanismo alternativo a satisfacción de Cammesa.