La Justicia de Jujuy ordenó un nuevo allanamiento en la casa de Milagro Sala, en el barrio Cuyaya de Jujuy. La policía corta el tránsito entre las calles Álvarez Prado y Comandante de la Corte y hay un gran despliegue de uniformados.
El fiscal de Estado de Jujuy, Mariano Miranda, ratificó el martes que la detención de la dirigente social y diputada del Parlasur, imputada por "instigación a cometer delitos y tumultos" al mantener el acampe en la capital jujeña, fue ordenada en función de sus antecedentes penales, en los que figuran dos causas por amenazas que datan de 2011 y 2014.

"Tanto en la requisitoria de la agente fiscal como la orden del juez, la necesidad de detención se fundamenta en virtud de una causa del 2011, por amenazas y daño agravado en concurso real y otra de 2014 por el delito de amenazas también en concurso real", señaló Miranda.

En detalle, explicó que la primer causa, en manos de la justicia federal, está relacionada a "un atetando que sufrió, siendo senador nacional, Gerardo Morales", en la que se investiga un escrache que encabezó la dirigente, de acuerdo con el cual deberá afrontar un juicio oral, según confirmó en octubre pasado la Sala IV de la Cámara de Casación Penal.

La otra causa, precisó el fiscal, es por un hecho ocurrido en 2014, cuando "amenazó de poner una bomba en una comisaría del barrio Alto Comedero", de la capital provincial.

"Claramente exponen una serie de motivos por los que consideraron convenientes un estado de detención, a los efectos de que no entorpezca el normal desarrollo del proceso judicial", valoró.

Sobre la situación de otros tres imputados en la misma causa que mantiene a Milagro Sala detenida, el Fiscal de Estado señaló que "dos poseen fueros porque son diputados provinciales" y que sobre el tercero no pesa ninguna orden de detención, según entiende, por "carecer de antecedentes penales".

En torno a las acciones que impulsa el Gobierno provincial, Miranda explicó que son querellantes adhesivos y que han puesto a disposición de la justicia "los elementos probatorios tendientes al esclarecimiento y al cese del hecho antijurídico denunciado".

"Me parece es una obligación de un gobierno velar por los intereses de toda la comunidad", valoró al referirse a la actuación del gobierno como querellante, situación de la cual destacó que en la provincia no hay antecedentes de tal tipo.

Continuando, se refirió a dos nuevas denuncias realizadas la última semana por el gobierno provincial, por fraude a la administración pública y asociación ilícita agravada, y dijo que "no están relacionadas para nada con los hechos por los que se encuentra detenida Sala" y que si tuviera injerencia sobre ello "es del juez de quien va a depender si la acumula o no".

Por otro lado, se refirió a una causa en la que se relacionaría a Sala con narcotráfico, y detalló que se trata de "investigaciones en donde un fiscal de la justicia provincial derivó actuaciones a la fiscalía federal, por entender que correspondía que tome participación dentro del proceso de investigación, por detectarse un posible caso de narcotráfico, donde estaría involucrada Milagro Sala y gente de su entorno", pero que al respecto "no existen imputaciones".

Finalmente, sobre el acampe que se mantiene en plaza Belgrano hace más de 40 días, señaló que "se iniciaron actuaciones contravencionales para aplicar las sanciones que exige el código, de las cuales mas allá de la notificación cursada hace días atrás a las organizaciones, no hay novedades".