Por tercer día consecutivo, Daniel Osvaldo se entrenó de manera diferenciada y está en duda su presencia en el equipo de Boca que enfrentará el sábado a River Plate en Mendoza.
El delantero presenta una sobrecarga muscular y el cuerpo técnico que encabeza Rodolfo Arruabarrena tiene decisión tomada en cuanto a no correr riesgos de que la dolencia se agrave, por lo que al momento es poco probable que participe del último Superclásico del verano.

Los demás futbolistas de Boca que no viajaron a Mar del Plata para el partido con Estudiantes de La Plata trabajaron de acuerdo con lo previsto, a puertas cerradas, en el complejo de la AFA, en Ezeiza.

Participaron de la actividad normalmente Agustín Orion, Ramiro Martínez, Gino Peruzzi, Daniel Díaz, Alexis Rolín, Jonathan Silva, Frank Fabra, Marcelo Meli, Iván Leszczuk y Carlos Tevez.

Cristian Erbes, Rodrigo Bentancur y Federico Bravo, por su parte, llevaron a cabo las rutinas de recuperación de sus respectivas lesiones.

Este jueves se reunirán los que fueron a Mar del Plata con los que quedaron en Buenos Aires y Arruabarrena comenzará a definir el plantel que viajará a Mendoza, a la espera de las sanciones que les corresponderán a Silva, Peruzzi y Díaz, expulsado el pasado sábado ante River.

Por otra parte, entre jueves y viernes se producirá la llegada al país de Juan Manuel Insaurralde, el quinto y último refuerzo de Boca para este primer semestre de 2016.

El zaguero central chaqueño deberá cumplimentar la correspondiente revisión médica para luego, de no surgir inconvenientes, firmar la documentación del traspaso desde Jaguares de Chiapas y su nuevo contrato con el club argentino.