El intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, lo removió. La imagen de Simone recorrió las redes sociales cuando simuló ser agredido por un grupo de manifestantes que reclamaban por despidos. "Ayyyyyy, prensa, prensa, me empujaron", gritaba.

Sebastian Simone

El director de la Unidad de Gestión Comunitaria de la localidad bonaerense de Castelar, Sebastián Simone, renunció a su cargo tras protagonizar un desopilante episodio que se viralizó en las redes cuando fingió ser atacado por vecinos que protestaban contra los despidos.

Luego, utilizó su cuenta de Twitter para descargarse sobre el asunto, donde argumentó una "incapacidad física" y tildó a los vecinos de "prepotentes".

Embed

La dimisión fue aceptada por el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, luego de que se conocieran las imágenes que demuestran que el funcionario mintió al denunciar una agresión.