El precio de la carne sigue siendo un tema en discusión después de los fuertes aumentos que se registraron en la primera quincena de diciembre y luego no se retrotajeron en enero cuando bajó el kilo del ganado en pie. Sin embargo, el representante de Consumidores Libres, Héctor Polino, y el ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile, coincidieron en que los valores están bajando aunque deberían disminuir aún más.
"Estamos verificando que el precio de la carne está bajando. Hay cortes como el asado y el cuadril que bajaron aunque tendrían que bajar aún más. Hay una desaceleración y una gran dispersión. El asado llegó a 129 pesos aunque se podía encontrar a 140. Ahora está 109. El cuadril que llegó a 110 ahora está a 99 pesos el kilo", explicó Polino a minutouno.com.
Polina asegura que el kilo de asado ahora está en $109
En este sentido, destacó el boicot al consumo de carne que ellos impulsan hasta el jueves próximo y dijo que los menores precios son "consecuencia de los consumidores que se plegaron al boicot". "Las bajas en los precios son una consecuencia de los consumidores que se plegaron al boicot ya sea porque no tienen la capacidad económica para pagar los nuevos valores o porque entienden que exageraron con los precios. Lo que contribuye es que la gente deje de comprar porque los comerciantes tienen que bajar los precios para vender".
Para Buryaile, el precio de la carne "ha bajado sustancialmente"
En tanto, Buryaile aseguró este lunes que el precio de la carne "ha bajado sustancialmente", pero no lo suficiente, ya que calculó que el asado tendría que costar 90 pesos el kilo en los comercios.

Buryaile apuntó que el asado "llegó a estar a 140, 150 y 160 pesos" en algunos comercios, aunque indicó que "hoy uno ve y constata que el precio "ha bajado respecto a eso en alrededor de un 20 por ciento" y se vende a "110, 105 pesos".

No obstante, el ministro señaló que "a nuestro entender todavía sigue siendo alto porque el precio de salida de industria de la costilla es de 65 pesos".

Buryaile atribuyó el actual descenso del precio a que "no se consume costilla y entonces (los comerciantes) van a tener que empezar a congelar la costilla" porque sostuvo que "la lógica es que si la gente se comporta y analiza los precios" va a dejar de consumir si está cara.

Embed
El ministro calculó que el kilo de asado tendría que costar "90 pesos", precio que dijo que da "un margen lógico a los 65 que tiene la salida de fábrica".

Cabe recordar que hace unos días el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, se mostró sorprendido tras ir a un supermercado y encontrar el kilo de asado a 140 pesos.